Adolfo Domínguez, en la planta de Ourense, durante la presentación de resultados / EFE

Un sudoku en el accionariado de Adolfo Domínguez

stop

Tres grandes accionistas de Adolfo Domínguez, que no se sientan en el consejo, suman casi la misma participación que el modisto ourensano

en A Coruña, 05 de enero de 2018 (05:00 CET)

Es un fortín. Algo más que un núcleo duro. Adolfo Domínguez ha logrado configurar después de dos años un consejo a su medida, formado por incondicionales e independientes, pero que contrasta con la estructura accionarial de la compañía ourensana, que ha visto esta semana cómo uno de sus socios estables, los dueños de Mayoral, incrementaban su participación, pasando del 5,4% que tenía hasta ahora al 8,5% del capital.

Al margen del diseñador, que contrala un 31,5% del capital, solo uno de sus accionistas significativos se sienta en el consejo de administración de Adolfo Domínguez. Se trata de Agnes Noguera, en representación de Luxury Liberty, fondo de una familia valenciana que detenta el 10,2% de las acciones de la compañía.

Ausencias en el consejo

Puig (14,8%), Indumentaria Pueri, es decir, Mayoral, (8,5%) y la aseguradora familiar catalana La Previsión Mallorquina (7,5%) permanecen al margen del consejo. Es una incógnita ahora si el grupo de Rafael Domínguez de Gor (Mayoral) reclamará un puesto en el consejo tras el incremento de su participación, que tendría que pasar el filtro de los estatutos de la sociedad.

Adolfo Domínguez: solo uno de los accionistas significativos, Luxury Liberty, tiene asiento en el consejo

Adolfo Domínguez ha logado dotar de estabilidad al consejo después de la crisis derivada de la gestión de Estanislao Carpio, el antiguo consejero delegado a quien el modisto ourensano acusó de todos los males de la compañía. Lo ha hecho a costa de ceses y de un significativo abandono, el de José Luis Nueno, que representaba en el máximo órgano de administración de la compañía a los catalanes de Puig, segundos accionistas tras el propio diseñador. Esa maniobra desató todas las alarmas en el mercado. Sucedió en noviembre de 2016.

Peso accionarial

Más allá del consejo, que en nada refleja el equilibrio de fuerzas dentro del accionariado estable de la compañía, Adolfo Domínguez tiene un auténtico sudoku en su capital. De hecho tres de sus grandes accionistas significativos (Puig, Inumentaria Pueri y La Previsión Mallorquina) suman un paquete del 30,8% oficialmente declarado a la CNMV. El propio modisto controla un 31,5%. Si a los accionistas significativos que no están en el consejo se suma el paquete de los Noguera (Luxury Liberty), el control accionarial de la compañía bascula claramente hacia este grupo, que suma un 41% del capital.

El free float (capital flotante en bolsa) de Adolfo Domínguez se sitúa en un 28,99%, según el propio informe de gobierno corporativo. Del encaje de bolillos que ha tenido que hacer el empresario con sus accionistas dio buena cuenta la crítica junta general de accionistas de 2016, a la que el modisto llegó con su paquete del 31,5% y la delegación de voto de otro 7,4%, hasta sumar un holgado 38,9% que le aportó cierta tranquilidad.

En aquella ocasión, en el mercado se atribuyó el apoyo de ese 7,4% de los derechos de voto a los catalanes de la Previsión Mallorquina. Pero Adolfo Domínguez sabe que hasta que los hombres de Puig no vuelvan al consejo, no habrá paz en el accionariado. De momento, el valor aguanta en bolsa. 

Hemeroteca

Adolfo Domínguez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad