Este "robot reciclador" distingue entre plástico y papel. Foto: MIT

Un "robot reciclador" distingue entre plástico y papel

Los científicos del MIT presentan un robot que puede clasificar los objetos de reciclaje con alta precisión

Los creadores de RoCycle le describen como un "robot reciclador" que ya puede distinguir entre materiales de plástico y de papel. Aunque todavía falta perfeccionar el invento, los científicos del laboratorio de informática e inteligencia artificial del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) creen que este robot tiene el potencial para corregir algunos de los contratiempos de la industria del reciclaje.

Antes de 2018, solo el 9% del plástico descartado se reciclaba, y el 12% se quemaba. Todo lo demás se enterraba en rellenos sanitarios o simplemente se arrojaba a los ríos y el océano. Mientras tanto, las 8.000 millones de toneladas de plásticos indestructibles creadas por los humanos en las últimas seis décadas no son una cifra estática; se siguen acumulando año tras año, informó Wired.

Muchos factores influyen en el poco éxito que hasta ahora ha tenido la humanidad para borrar la huella de su cultura de consumo monumental y desechable. Y el "robot reciclador" que desarrollan en el MIT no podrá cambiar todos estos factores, pero si la tecnología supera las próximas pruebas dentro de unos años podría ayudar a los gobiernos a reducir el coste de reciclar y a evitar los rellenos sanitarios.

Otra posible consecuencia de que este robot se comercialice es que se perderán algunos empleos, como suele ser el caso con la automatización, pero también es cierto que permitirá a los trabajadores de la basura dedicarse a labores un poco más placenteras que intentar separar distintos materiales encontrados en bolsas de basura sucias y olorosas.

Los retos del robot de reciclaje

Los científicos del MIT explicaron que el robot de reciclaje usa sensores en sus manos para determinar la naturaleza de un material y clasificarlo apropiadamente. Un sensor de tensión mide el tamaño de un objeto y dos sensores de presión determinan la blandeza del mismo; si se aplasta fácilmente es papel o cartón, y si es rígido seguramente es un plástico, informó Engadget.

Debido a que sus sensores son conductores, también puede detectar la presencia de metal, una función muy útil en vista de que es muy común que haya distintos tipos de materiales en un mismo recipiente de reciclaje pese a que supuestamente solo debería haber uno. Las manos del "robot reciclador" están hechas de materiales que se ensanchan cuando se estiran, lo que facilita el manejo de los materiales.

El problema ahora es que, si bien el robot tiene un 85% de precisión cuando los objetos están inmóviles, solo es un 63% preciso cuando se pone a prueba en una cinta transportadora simulada. Y tampoco es capaz aún de tomar en cuenta las complejidades de clasificar el reciclaje en la vida real, como cuando hay un objeto de metal escondido dentro de una caja de cartón, por ejemplo.

En este sentido, los científicos no descartan que al robot se le pueda agregar una cámara para aplicar un sistema táctil con visión por ordenador que permita una mejor clasificación de los materiales, especialmente en los casos complejos.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad