La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en una imagen de archivo. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Un "inversor de reconocida solvencia" quiere comprar Alcoa San Cibrao

Los sindicatos CCOO y UGT solicitan a Alcoa que paralice el ERE en marcha al tener conocimiento de que un inversor solvente está interesado en la planta

A dos días de que termine el plazo de negociación del despido colectivo por el que Alcoa pretende despedir a 534 empleados de la factoría de aluminio de San Cibrao se comienzan a producir movimientos que pueden cambiar el curso de los acontecimientos. Esta mañana, tanto CCOO como la UGT han solicitado tanto a la multinacional americana como a las administraciones con competencias, la estatal y la autonómica, que muevan ficha para palizar el ERE en marcha ante  ante el “interés de un inversor de conocida solvencia” por comprar la fábrica de aluminio primario. El nombre del mismo aún no ha sido revelado por ninguna de las partes en cuestión.

En un comunicado, ambos sindicatos informan de que han tenido “conocimiento por fuentes de la administración y del sector” del metal del “interés de un inversor de conocida solvencia y capacidad industrial en la industria del aluminio por el centro que Alcoa tiene en San Cibrao”. Un hecho este que ya había avanzado la administración en pasadas semanas, en las que insistió en que, si el grupo americano no tenía intención de reflotar la factoría, debía dejar paso a los potenciales interesados. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dejó entrever en una comparecencia pública en interés del Alibérico, el grupo de transformados de aluminio del gallego Clemente González Soler.

Paralización del ERE 'in extremis'

“Ante esta posibilidad de compra por parte del potencial comprador, ambas federaciones exigimos a Alcoa y a las distintas administraciones, tanto autonómica como estatal, la paralización del ERE que en estos momentos se está negociando y que finaliza el próximo jueves, 23 de julio”, subrayan las centrales sindicales. En ese sentido, también instan “a la dirección de Alcoa a abrir el proceso de análisis de la posible venta y a continuar mientras tanto la actividad productiva, hasta que se concrete o no dicha posibilidad”. 

Por su parte, esta jornada, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha solicitado hoy a la Xunta de Galicia que trabaje para alargar el periodo de consultas formales del ERE, con el fin de "ganar tiempo para buscar una solución definitiva". "Es vital que la Xunta exija a Alcoa la prolongación del periodo de consultas y se ponga a trabajar con el Gobierno", ha indicado la socialista.

La ministra ha contestado de esta forma al diputado del grupo plural Néstor Rego (BNG), que ha reclamado la nacionalización de la planta como única vía posible para salvar la producción y los puestos de trabajo, una vez que la empresa ha dejado claro, a su juicio, que "no quiere continuar, se le ofrezca lo que se le ofrezca".
 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad