Un grupo español y otro alemán pujan por las plantas de Alcoa

stop

El empresario Clemente González ultima la creación de una sociead con el fondo Atlas para formalizar su oferta por las factorías de la multinacional, que también interesan a la empresa alemana Trimet

Planta de Alcoa en la localidad lucense de San Cibrao | EP

en A Coruña, 11 de julio de 2016 (10:58 CET)

Los nombres propios empiezan a emerger en el proceso de venta de las plantas españolas de la multinacional Alcoa. Altas, el fondo que controla en España la firma Aludium, que ya había sonado como posible comprador, va ganando enteros para hacerse con las factorías de aluminio de A Coruña, San Cibrao y Avilés, pero no lo hará en solitario.

Un empresario vinculado a Galicia, Clemente González Soler, fundador del grupo Alibérico, está a punto de convertirse en el referente del aluminio en España. Tal y como adelanta el diario El País, este ingeniero aeronáutico, con amplio bagaje en el sector, está a punto de cerrar la creación de una sociedad mixta con Atlas que él mismo presidiría y que sería la que presente una oferta definitiva por los activos de la multinacional.

Según esta información, la operación está muy avanzada y cuenta con todas las bendiciones para desbloquear el proceso de compraventa, previsto inicialmente para julio. Con la incorporación de las tres plantas de Alcoa, Alibérico y Aludium vuelven a concentrar la práctica totalidad de las unidades que tenía la antigua Inespal, heredera de la antigua Empresa Nacional del Aluminio (Endasa).

Más 'novias'

Otro grupo interesado, según desvela La Nueva España, es la multinacional alemana Trimet, inmersa desde 2005 en un proceso expansivo desde Alemania hacia el sur de Europa. Cuenta con plantas en su país de origen y también en Francia. De hacerse con las tres plantas factorías de Alcoa, la firma teutona se situaría entre las principales productoras de aluminio del continente.

Al margen de estas empresas, la venta de las plantas españolas de la multinacional canadiense ha despertado también el interés de varios fondos extranjeros, cuyos representantes se han dejado ver por las instalaciones, pero que no estarían tan interesados en el negocio como en la parte financiera y los posibles beneficios que pudiesen obtener con una posterior venta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad