Imagen de la Mina de Penouta, donde Strategic Minerals extrae coltán

Un gran moroso de Hacienda se hace con la mina gallega de coltán

Juan María Cruz Bermejo, que cuenta con dos empresas en el listado de morosos de Hacienda al deber más de 3 millones, toma las riendas de Strategic Minerals

Continúa el baile corporativo en el sector minero gallego. Si en 2019 era la mina de Varilongo (dedicada a la extracción de wolframio) la que pasaba a manos de la australiana Rafaella Resources, ahora le toca el turno Strategic Minerals Spain. La compañía, que explota en el concello ourensano de Viana do Bolo la primera mina de coltán de Europa, pasa a estar controlada por Juan María Cruz Bermejo.

Strategic Minerals, que esta misma semana cumplió un hito después de que un grupo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Sociológicas (CSIC) extrajese por primera vez en España tanto niobio como tantalio (los dos minerales empleados para la fabricación de coltán), ha pasado de contar con un consejo de administración encabezado por Miguel de la Campa a concentrar todo el poder en el empresario castellanoleonés Cruz Bermejo, que tiene cuentas pendientes con la Agencia Tributaria.

Entre los morosos de Hacienda

Cruz Bermejo recala en Strategic Minerals Spain tras haber desarrollado el grueso de su trayectoria profesional en la hostelería y la construcción. En este último sector se introdujo a través de la salmantina Cofrensa, de la que tomó el control a finales del año 2012, apenas unos meses después de que la firma entrase en concurso de acreedores e iniciase una disolución con la que dejó sin abonar una deuda de 1,198 millones de euros con la Agencia Tributaria, tal y como se desprende del último listado de morosos publicada a mediados del año pasado.

En la serie de empresas que tienen pagos pendientes con la Agencia Tributaria también figura otra firma vinculada a Cruz Bermejo. Se trata de la promotora inmobiliaria Jardín del Tormes, que tiene al nuevo jefe de la mina de coltán gallega como consejero desde hace dos años y 2,115 millones de euros pendientes de pago con la Agencia Tributaria.

Mineral clave en los 'smartphone'

De esta forma, Juan María Cruz Bermejo toma el control de Strategic Minerals, sociedad integrada en el Grupo Blue Pacific lnvestments Group Ltd y en Vienas Assets (con sede en Islas Vírgenes), que es la promotora de la mina de Penouta. De allí prevé extraer cerca de 200 toneladas anuales del concentrado de tantalio y niobio, pero también 500 toneladas anuales de estaño, 250.000 de cuarzo, 220.000 de feldespato y 77.000 de mica.

La de Penouta es la única mina europea dedicada a la extracción del coltán, un mineral clave para la industria de los smartphone. Su baja resistencia a la corriente y su punto de fusión superior a los 3.000 grados centígrados hacen idóneo su uso para los condensadores y las resistencias de alta potencia que conforman la estructura básica de los teléfonos móviles.

La popularización de los smartphone, unido a la concentración del coltán en torno a un número escaso de minas ubicadas (en su mayoría, en el centro de África) provocó en los últimos años una escalada de precios que tocó a su fin en 2019. El precio del coltán en el mercado chino se desplomó un 30% en 2019, en un cambio de tendencia del que Strategic Minerals Spain dio cuenta en su memoria anual. "En el año 2019 las condiciones geopolíticas y globales están afectando al precio de los metales que son objeto de explotación, lo cual va a afectar a los ingresos de la compañía", aseguraba la firma, que perdió 4,7 millones de euros en un 2018 marcado por la reapertura de esta mina abandonada por Rumasa en 1985.

A la estela del litio

Además de la mina de Penouta, en el portfolio de Strategic Minerals también destaca su proyecto Alberta II para poner en marcha la primera mina de litio (mineral clave para las baterías de smartphone y de coches) en Galicia. El yacimiento, ubicado en el concello ourensano de Avión y que todavía se encuentra en fase de exploración, también podría cambiar de manos en breve. 

Y es que la canadiense Supreme Metals selló a finales de 2018 un acuerdo para hacerse con una opción de compra sobre este complejo minero. Por el momento ya ha desembolsado un total de 250.000 euros a Strategic Minerals, aunque para hacerse definitivamente con los derechos sobre la mina de litio deberá desembolsar 500.000 euros 30 días antes del inicio de la segunda y tercera fase de exploración y otros 2,5 millones de euros como pago final si finalmente decide hacerse con el 100% de esta mina que, según las estimaciones, albergaría 25.154 toneladas de litio (casi la mitad que todas las reservas de Portugal), 1.221 toneladas de tantalita y 5.429 toneladas de estaño.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad