Un fondo norteamericano impone presidente en la inmobiliaria de San José

stop

Un ejecutivo del grupo Varde Partners, Francisco Milone, se hace con las riendas de la compañía que Jacinto Rey cedió a sus acreedores, que amplía capital en 74 millones

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José | EFE

en A Coruña, 04 de septiembre de 2015 (01:03 CET)

San José Desarrollos Inmobiliarios escribe su futuro al margen de Jacinto Rey, el presidente del grupo. La pata que la compañía cotizada cedió a la banca acreedora para refinanciar su deuda mantiene de momento su sede social en Pontevedra, pero sus destinos ya no se deciden en Tres Cantos (Madrid), sede de San José, sino en Minneapolis (Minnesota). Desde allí, el fondo de capital riesgo Värde Partners comienza a dar forma a la nueva San José Desarrollos Inmobiliarios.

 

Värde Partners, socio en la inmobiliaria Aliseda del Banco Popular, que es uno de los grandes acreedores del Grupo San José y actor principal de la refinanciación de su deuda, compró este verano su parte en San José Desarrollos Inmobiliarios a la entidad presidida por Ángel Ron, de tal forma que controla la mayoría de su capital. Y es así como ha impulsado los primeros cambios en la gestión, que se profesionaliza.

El fondo de capital riesgo norteamericano ha modificado la estructura ejecutiva de la sociedad, hasta ahora gestionada por un administrador único (Joaquín Ortiz García, cesado), y ha procedido a crear un consejo de administración que estará presidido por el ejecutivo Francisco Milone, de Värde Partners. Le acompañan en el consejo de San José Desarrollos Inmobiliarios, según los apuntes del Registro Mercantil, otros nombres hasta ahora alejados del grupo gallego: Héctor Serrat Sanz, Samuel Rosas Ramos, Luis Alonso Díez, Miguel Barredo Álvarez y Vijay Srinivasan.

Ampliación de capital

El Popular vendió este verano su participación en la inmobiliaria de San José a Värde, que en los meses previos a la refinanciación del grupo también compró, con descuento, deuda a determinadas entidades acreedoras que no creían en los planes de Jacinto Rey. Esta vez, la apuesta del fondo norteamericano parece tomar forma más allá de los cambios en la cúpula de la inmobiliaria.

Värde ha activado una ampliación de capital en San José Desarrollos Inmobiliarios por importe de 74 millones de euros, totalmente desembolsados, para resultar unos recursos propios totales suscritos de 104 millones de euros. La intención del grupo con sede en Minneapolis es reactivar el negocio de la inmobiliaria gallega, y determinadas fuentes apuntan a la promoción de hasta 1.500 viviendas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad