stop

Los productores de jamones inspeccionados por la Guardia Civil por posible fraude admiten su sorpresa por los precios a los que se venden los ibéricos

en Madrid, 14 de febrero de 2018 (05:00 CET)

Los productores de los jamones ibéricos de bellota vendidos en Carrefour y que están siendo investigados por la Guardia Civil por un presunto fraude alimentario son los primeros sorprendidos por los precios de derribo con los que la cadena vende el jamón.  

Carrefour ha vendido por 189 euros la pieza de jamón ibérico de bellota “Ibéricos de Antaño” de siete kilos y medio, cuando los productores aseguran que es inviable su venta al público por menos de 300 euros, tal como ha publicado este diario.

Los agentes de Seprona investigan un posible fraude por la venta de jamón ibérico de bellota de la empresa Comapa, líder en la distribución de jamones ibéricos cuya facturación anual supera con creces los 350 millones de euros.

Comapa compra a su vez a productores de jamón en toda España y son estas pequeñas empresas las primeras sorprendidas por los precios de venta de sus productos en las tiendas de Carrefour.

Un proveedor de ibéricos a sus clientes: "Aprovecha y compra en Carrefour. Yo no puedo vender a pérdidas"

“Yo soy el primer sorprendido por estos precios, porque ni yo mismo puedo vender a Comapa al precio final de Carrefour. No sé cómo lo hacen. Hay clientes que me dicen que han visto el jamón en Carrefour más barato que al precio al que lo vendo yo. Y a todos le digo lo mismo: aprovecha y cómpralo en Carrefour, porque yo no puedo perder dinero”, explica un proveedor de jamones a Comapa, uno de los grandes proveedores de Carrefour, que ha pedido mantener su nombre en el anonimato para evitar represalias comerciales.

¿Cuál es el secreto?

Los productores consultados no se explican cómo una cadena de supermercados puede vender a precios muy por debajo del que ellos usan para vender a los proveedores de Carrefour.

“No sé cómo lo hacen. A mí siempre me ha llamado la atención desde hace varios años. La conclusión que he sacado es que usan al jamón como producto gancho. O es eso o hay algún fraude mayor”, explica otro proveedor de Comapa que también pidió mantener su nombre en el anonimato.

Precisamente, ese “posible fraude mayor” es el que investiga la Guardia Civil. Uno de los dos consultados confesó haber recibido la visita del Seprona hace pocas semanas. Pidieron los documentos y verificaron la trazabilidad de los cerdos para intentar detectar si se estaban vendiendo jamones de cebo (mucho más baratos) como jamones de bellota.

Los proveedores aseguran que Comapa, el gran proveedor de jamones ibéricos de bellota de Carrefour, pide grandes descuentos en los precios pero paga puntualmente y en grandes cantidades. Las empresas venden los jamones de bellota por menos de 30 euros el kilo, lo que supone unos 220 euros (o menos) por jamón pieza.

Carrefour vendió hace dos años jamones de bellota hasta a 129 euros con una oferta de “chollo”. La compañía hace negocio con ofertas de derribo del jamón desde 2014 siempre con marcas comerciales registradas por la empresa Comapa.

Comapa forma parte de la empresa Osona Intensiva, y obtuvo siete millones de euros en beneficios en 2015, según los últimos datos presentados en el Registro Mercantil.  La empresa obtuvo, sólo en concepto de jamón ibérico, 120 millones de euros en 2016, 23 millones más que el año anterior, según un informe de Alimarket.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad