Un administrador de fincas, sorprendente nuevo accionista de referencia de Amper

stop

TODO PENDIENTE DEL ACUERDO CON CISCO

El presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, en una imagen de archivo

desde Madrid, 26 de junio de 2015 (14:48 CET)

Empiezan a despejarse algunas de las incógnitas que han rodeado el proceso de ampliación de capital llevado a cabo en Amper y, otras, como el acuerdo con Cisco, uno de sus principales acreedores –vital para que todo cuadre en este juego a múltiples bandas sobre el futuro de la empresa, más abierto que nunca–, que no acaba de llegar en la antesala de la junta de accionistas del próximo martes 30 de junio.

Sobre las incógnitas, y haciéndose el interesante, comentaba hace un par de semanas el presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, que "había accionistas institucionales de los que, de momento no se puede dar sus nombres, pero que han entrado en la compañía y se quedaron con ganas de suscribir más acciones ya que su petición era mayor".

Pues bien, algunos de estos nuevos partícipes empiezan a asomar la cabeza con la notificación de los movimientos accionariales a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Accionista imprevisto

Y no lo hacen en menor medida, sino de una manera relevante. Es el caso sorprendente de Fincas Bizkaia, una pequeña sociedad limitada de 3.000 euros de capital administrada por Juan Carlos Herrero, que, de la noche a la mañana aparece entre los accionistas de referencia de Amper con el 4,636% tras haber adquirido 19,25 millones de acciones en la reciente ampliación de capital.

Junto a Herrero, el propio Espinosa de los Monteros ha comunicado la compra de 8 millones de acciones, a través de Cataletic Corporation. Suma así cerca de 17 millones  de títulos, equivalentes al 3,827% de la tecnológica, con un valor en el mercado de algo menos de 3 millones de euros.

También se han retratado ante la CNMV los consejeros Rafael Cabezas Valeriano y Socorro Fernández, que han adquirido en torno a 6 millones de acciones, para alcanzar, tras la ampliación, participaciones del 1.35% y de un simbólico 0.001%, respectivamente.

Fondo estadounidense

Un paquete similar de acciones similar al adquirido por Fincas Bizkaia tiene declarado el fondo estadounidense Fore Multi Strategy Master ante la CNMV, lo que le otorga el 4,515% del capital. En este caso, a medida que el fondo vaya convirtiendo deuda en acciones irá aumentando su participación hasta alcanzar aproximadamente el 20%.

A partir de aquí, quedaría por conocer la identidad de quiénes son los nuevos titulares de aproximadamente el 10% del capital de Amper, unos 44 millones de títulos, una vez suscrito el 100% de la ampliación (casi 400 millones de acciones por 20 millones de euros), como la tecnológica comunicó al mercado el pasado 4 de junio tras cerrar el periodo asignación discrecional con derecho de suscripción preferente.

Fuerte demanda trastocó compromisos de compra

En principio, antes de la ampliación, se comentó que tanto Espinosa de los Monteros como uno de los consejeros tenían intención de comprar sendos paquetes de 10 millones de títulos y que el fondo americano haría lo propio con otro de 60 millones de acciones. Pero, al final, entre los tres solo pudieron adquirir 34 millones de acciones ante la fuerte demanda de compra que hubo en la tercera ronda de la ampliación.

Tras el cierre de la operación, Amper ha logrado que el 100% de los acreedores se adhieran al contrato de financiación sindicado que se está negociando, señalando que, de esta manera, "el proceso de cumplimiento de las condiciones previstas en el mencionado acuerdo para obtener su plena efectividad progresa satisfactoriamente". La adhesión debe ahora contar con el refrendo de la homologación judicial.

Con este panorama, y ante la junta del próximo martes 30 de junio, el principal escollo que quedaría por resolver es el asunto de Cisco Systems, el principal proveedor de Amper en Latinoamérica.

Cisco, el último escollo

Amper debe a Cisco 27 millones de euros y el pacto existente pasaría porque el banco prestatario firme un acuerdo vinculante con esta empresa, para que esta se comprometa a restablecer las líneas de crédito por un mínimo equivalente al 50% de las cantidades que el banco o la sociedad de Amper que corresponda vayan reembolsando durante 2015 a cuenta de las cantidades pendientes de pago a Cisco.

Si antes de la junta se cierra el acuerdo con Cisco, la junta se celebraría en un clima de satisfacción generalizado, dándose por cerrada la reestructuración y anunciado la nueva ampliación de capital a 0,05 euros con derecho preferente, con 120 millones de acciones con un ratio de 12 acciones nuevas por cada 44 antiguas.

En caso de que el acuerdo con Cisco no se alcance, los negros nubarrones se volverían a cernir sobre el futuro de Amper, y la última fecha límite del próximo 15 de julio –la señalada por los bancos para que todo estuviera cerrado– se convertiría en un nuevo match ball que, en esta ocasión, podría ser definitivo. Solo una nueva prórroga por parte de los bancos acreedores evitaría la entrada en concurso de acreedores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad