Un administrador de élite para desvelar las cuentas del Deportivo

stop

Francisco Prada es uno de los mayores expertos del Estado en procesos concursales y un empresario del sector vitícola

Francisco Prada Gayoso, imagen de archivo | EFE

20 de enero de 2013 (02:15 CET)

Francisco Prada Gayoso (Portela, Valdeorras, 1944) es un gallego afincado en Madrid, como tantos otros, pero su nombre figura entre los más reconocidos administradores concursales del Estado. Así lo recuerdan en Vigo, donde ya ejerció como administrador concursal del Celta junto al abogado vigués Carlos Pérez Bouzada. “En este tipo de procesos es con seguridad el más importante de Galicia y deberíamos situarlo entre la élite de España”, reconoce un letrado gallego.

Con el tiempo, el fútbol ha vuelto a cruzarse en su camino. Esta vez en la administración concursal del otro gran club gallego, el Deportivo, que navega bajo la tutela de AD Cryex SLP, la empresa que constituyó Francisco Prada junto a su hermano Antonio, y de la que es socio el coruñés Julio Fernández Maestre, con quien compartirá la tarea de realizar el informe jurídico sobre la realidad económica del club y las posibilidades que tiene para salir adelante. A pesar de ello, Prada Gayoso insiste siempre en el carácter técnico de su función. No viene a buscar soluciones, sólo a realizar su trabajo. “A quien corresponde buscarlas y ponerlas en práctica es al consejo de administración”, aseveró en una entrevista en La Opinión.

Acostumbrado al escenario mediático --ha estado en los concursos de Afinsa y Fórum Filatélico, entre otros--, a su llegada como administrador concursal al Celta de Vigo pronunció palabras similares. “Intentaré ayudar a la jueza en lo que pueda y lo haré con el máximo sentido de la responsabilidad”.

Apegado a su tierra

Licenciado en ciencias políticas, económicas y comerciales por la Universidad Complutense de Madrid y, años más tarde, en derecho, Francisco Prada acabó ejerciendo como profesor de derecho concursal en la Universidad Nebrija. Un experto en el papel que le toca jugar en el Deportivo.

Entre su prolongada actividad en el sector público y privado, encontró tiempo para aventuras empresariales como la de Bodegas Valdesil, compañía del sector vitícola arraigada en su municipio natal y que se define como una empresa familiar, haciendo referencia a un antepasado de la familia Prada que cultivó la primera planta de la variedad godello en 1885.

Una actividad ligada a lo emocional. Los jóvenes de la familia recompraron las fincas, que habían pasado a manos de otros viticultores, y pusieron en marcha Bodegas Valdesil.

Hacia el sector privado

El prestigio de Prada procede del sector público. Bajo el paraguas de Josep Piqué en el Ministerio de Industria, fue responsable de varios procesos de privatización de empresas públicas, la más conocida, Aceralia, pero también Astilleros Barreras o Sefanitro, entre otras . Y fue capaz de trasladar su fama al bufete de abogados que creó en Madrid, Prada y Asociados.

AD Cryex es una respuesta al auge de los procesos concursales vivido en el Estado. La entrada en vigor de la nueva Ley Concursal en 2012 permite que la persona jurídica, formada por abogados y economistas --Francisco Prada es ambas cosas--, pueda desempeñar la función de administrador concursal. Los pesos pesados del sector tomaron posiciones y AD Cyrex se situó bien, como una de las empresas llamadas a llevarse los concursos de renombre.

El Deportivo

Y entre los deudores relevantes está el Deportivo. Los gastos del club, desde los fichajes al servicio de limpieza, necesitarán del consentimiento de AD Cyrex, aunque los administradores ya han asegurado que, a pesar del control, se mantendrá el funcionamiento normal de la entidad.

En un periodo de dos meses tendrán que elaborar un informe sobre las causas de la insolvencia de la entidad, en el que saldrá a la luz el resultado económico de las operaciones de los últimos años y los activos con los que cuenta el club para sacar adelante la situación.

El documento sentará las bases para que el Deportivo pueda llegar a un acuerdo con sus acreedores para pagar su deuda, algo que reclamó Augusto César Lendoiro durante los meses previos a la entrada del club en el concurso de acreedores. Dicho acuerdo estará ahora condicionado por la intervención de AD Cyrex y, sobre todo, por las cuentas que analizarán Prada y sus socios en las próximas semanas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad