Un 60% de la plantilla de Adolfo Domínguez en Ourense no llega a 1.000 euros brutos al mes

stop

RECORTES

Adolfo Domínguez

18 de mayo de 2012 (00:00 CET)

Para atajar sus números rojos, Adolfo Domínguez ha propuesto a todos sus empleados una "variabilización" del sueldo de un 15%. En la práctica, se trata de una rebaja pura y dura del salario, solo que las cantidades se irán recuperando en base a subidas en la producción. La textil quiere aplicar esta reducción a toda su plantilla, también a la de la central de San Cibrao das Viñas, en Ourense. Allí, el recorte se antoja inasumible, ya que casi un 60% de los trabajadores no llegan ni a percibir 1.000 euros brutos al mes con contratos de jornada completa.

El comité de empresa defiende que lo que propone la firma del modisto gallego es "inviable", y aseguran que los sueldos de los casi 620 trabajadores de la central de Ourense no dan pié a rebaja salarial alguna.

Las cifras de la central de San Cibrao

Según los datos con los que cuenta el comité, de los casi 620 empleados, 344 --un 56%-- no llegan a percibir al mes ni 1.000 euros brutos. Un 33% plantilla tiene un sueldo que oscila entre los 1.000 y los 2.000 euros (brutos), y tan sólo 70 empleados en la fábrica de San Cibrao reciben a fin de mes más de 2.000 euros.

Con esta perspectiva, los representantes sindicales avisan de que la reducción que pretende aplicar la firma del modisto gallego dejará a gran parte de la plantilla rozando el salario mínimo.

“Aquí hay mucha gente con sueldos que rondan los 700 euros por jornadas completas y que poseen cargas familiares. Con eso juegan para pedirles que no se quejen por la aplicación de esta rebaja, que ellos camuflan llamando 'variabilidad”, comenta Manuel Lores, de Comisiones Obreras.

Pérdida de 9 millones en 2011

Adolfo Domínguez ha emprendido una serie de medidas de ajuste con las que espera superar las pérdidas de más de nueve millones de euros que registró el pasado año. Además de la rebaja salarial del 15% ligada a producción, en la planta de San Cibrao, la empresa ha presentado un ERE de extinción que afecta a 50 personas.

En Ourense, la próxima reunión entre el comité de empresa y la firma será el próximo martes. Además de exponer la situación de los bajos salarios, los sindicatos informarán de que no están dispuestos a aprobar las nuevas medidas de ajuste que les propone la empresa. Una de ellas pasa porque el trabajador acepte estar sujeto a movilidad geográfica cuando así se lo requiera la empresa.

Por el momento, desde la compañía se guarda silencio y sólo se indica que las negociaciones con los trabajadores siguen adelante. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad