Un 15% del textil deslocalizado ya ha regresado a la Península

stop

El sector de la confección anhela la vuelta de Inditex y Mango a los talleres españoles

Tejidos en las instalaciones de Inditex

02 de septiembre de 2012 (16:23 CET)

El sector de la confección tiene la esperanza puesta en que la producción textil regrese a España tras la deslocalización que sufrió hace años a Asia y que derivó en una sangría de puestos de trabajo. Aseguran que de hecho, ya está pasando. A falta de datos oficiales de 2012, la Federación Española de Empresas de la Confección (Fedecon) sostiene que un 15% de la producción deslocalizada ha regresado ya a la Península Ibérica.

A España, y especialmente a Portugal, que está ganando puntos ante las empresas textiles debido a los salarios más bajos de sus trabajadores.

La patronal de la industria de la confección sostiene que 2011 fue el año en el que muchos empresarios comenzaron a caer en la cuenta que la producción en Asia ya no era tan rentable como antaño. A veces, la diferencia por prenda rematada con respecto a la producción española a penas llega al euro. Además, la manufactura asiática tiene una serie de riesgos añadidos que están haciendo replantearse a la industria sus pedidos.

Los grandes marcan la pauta

“En tiradas para modelos más reducidos, no los básicos, los empresarios han estado haciendo cuentas, y hoy en día están comenzando a apostar por volver a la producción en proximidad, bien sea en España o en Portugal o Marruecos”, informan desde Fedecon. "El transporte se está haciendo muy caro por los combustibles, y se pierde capacidad de supervisión en la producción de prendas más elaboradas", dicen.

La patronal tiene claro que si los gigantes españoles, Inditex y Mango, apostaran de nuevo por la producción en España, la situación cambiaría enormemente. “Ellos al final pueden representar casi a la mitad del sector. Que como se especula pudieran traer de vuelta la producción sería una noticia muy importante”, comentan.

“En el caso de Inditex no solo sería excelente para toda la industria gallega y la portuguesa, sino también para toda España pues trabaja y ha trabajado en muchos otros puntos”, comentan.

La 'Marca España'

El regreso de la producción textil a España podría ser todo un revulsivo en un sector que perdió unos 35.000 empleos desde entre 2008 y 2011, pasando de 185.000 empleados a 150.000. Sin embargo, la destrucción del sector manufacturero del textil español ya se instaló mucho antes a la crisis debido a la deslocalización a Asia, y concretamente a China. Se estima que en el 95, en España trabajaban en todo el sector unas 278.000 personas.

El presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y de los Complementos (Acotex), Borja Oria, asegura que es fundamental que el textil español comience a reivindicar la 'Marca España' dentro de la producción de prendas. “Eso se ha conseguido por ejemplo con el calzado. Gracias a una producción muy cuidada, un zapato hecho en España tiene una consideración de calidad especial. Es necesario que se apueste por la diferenciación de la 'Marca España' a la hora de la fabricación de prendas”, sostiene Oria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad