Ultimátum de Mouriño: o le venden Balaídos o traspasa el Celta a los chinos

stop

Mensaje que suena a chantaje del presidente del equipo vigués a Abel Caballero, "a quien considero un amigo"

El presidente del Celta, Carlos Mouriño | RCCV

en A Coruña, 18 de octubre de 2016 (11:48 CET)

Ultimátum con regusto a chantaje. El presidente del Celta, Carlos Mouriño, rompió este martes su silencio y en una rueda de prensa de casi hora y media ha desvelado su último plan para dar continuidad a su gestión al frente del club: que el Ayuntamiento de Vigo le venda el estadio municipal de Balaídos. "Si se puede dar (la compra de Balaídos), bien. Si no, tan amigos, pero yo no continúo", ha advertido el mexicano en clara alusión a Abel Caballero, alcalde olívico.

"Yo no puedo dar fechas, las tienen que dar los políticos", ha señalado sobre qué plazos baraja para llevar a cabo la operación de compra de Balaídos. "No puedo continuar si ya no creo en el proyecto", ha advertido también. "Si yo blindo al Celta podré blindar la continuidad, puedo preparar a un nieto para que le dé continuidad", ha señalado a modo de ejemplo.

La propuesta china

Sobre la nueva propuesta y en alusiones directas a Abel Caballero, el presidente del Celta ha asegurado que "al alcalde le considero un gran amigo y lo consideraré siempre". "Creo que el problema principal es cuando queremos mezclar política y deporte, pierden ambos", ha sentenciado.

Sobre la venta del Celta, ha explicado que los inversores chinos "vinieron a conocer la ciudad y las instalaciones y vinieron a comer a mi casa". "Nos pasarán una propuesta económica y su proyecto, lo están estudiando", ha comentado sobre el estado actual de las negociaciones con los inversores chinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad