UGT denuncia por segunda vez a los socios de la Fábrica de Armas

stop

El sindicato reitera ante Hacienda la petición de investigar irregularidades contables y aporta nueva documentación

Protesta de los trabajadores de la Fábrica de Armas en A Coruña

18 de octubre de 2014 (14:25 CET)

Aunque todavía no se ha producido la comunicación definitiva del Ministerio de Defensa, la gestión de la Fábrica de Armas ha sido adjudicada al proyecto de Hércules de Armamento, que ya está enfrascado en la puesta a punto de la antigua Santa Bárbara y en la selección de personal para resucitar la fábrica. Sin embargo, eso no significa que se hayan disipado las dudas que ex trabajadores e incluso formaciones políticas como el PSdeG han vertido sobre los nuevos socios.

En ese lado de la mesa está UGT que, como adelantó este medio, presentó a comienzos de este mes una denuncia en la delegación de Hacienda por presuntas irregularidades en las cuentas de Hércules de Armamento. De aquella primera iniciativa ha derivado la segunda. El sindicato ha vuelto a presentarse en Hacienda este martes y, una vez más, ha presentado un escrito de denuncia que reitera los argumentos del primero, con la salvedad de que, en esta ocasión, aporta documentación relativa a la empresa y a la ampliación de capital que realizó antes de competir en el concurso de Defensa.

Remiten documentación a Defensa

La decisión de UGT, donde se engloban los 61 trabajadores despedidos de la fábrica, está motivada por la falta de respuesta a su primer escrito. En él solicitaban que se abriese una investigación sobre la ampliación de capital de Hércules de Armamento, que se elevó de los 3.000 euros a los 617.000 euros en una operación que se hizo con aportaciones no dinerarias, justificadas por la compensación de créditos con compañías participadas por los socios de la empresa, Juan José Gómez Rey y Ramón Mejuto Lorenzo, y sus mujeres.

Del mismo modo, se pide una investigación sobre si Hércules de Armamento abonó el IVA de los distintos servicios facturados durante sus primeros meses de vida y que precedieron a la ampliación de capital. En concreto, durante el cuarto trimestre de 2013 y a los dos primeros trimestres de 2014. En las bases del concurso de Defensa, recuerda UGT, se exige que las empresas estén al día en sus obligaciones fiscales.

Lo que está claro es que el sindicato sigue con el cuchillo entre los dientes. Además de las dos denuncias, ha presentado un escrito ante el Ministerio de Defensa que se suma al entregado al delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez. Todos van encaminados hacia la misma dirección. Consideran que Hércules de Armamento tiene un proyecto fantasma, con numerosas irregularidades, y no entienden los motivos que llevaron a Defensa a adjudicarle la gestión de la antigua Santa Bárbara.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad