Turkish Airlines quiere operar en Lavacolla antes de que acabe 2012

stop

La compañía también había mostrado interés por el aeropuerto de Alvedro

Imagen promocional de un vuelo de Turkish Airlines

26 de septiembre de 2012 (12:07 CET)

Finalmente, parece que la compañía aérea Turkish Airlines se ha decantado por el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela para establecer una conexión gallega. Tras meses de especulaciones, su página web recoge una breve nota, con fecha del 19 de septiembre, en la que expresa su voluntad de comenzar a operar en este aeródromo antes de que finalice el año.

“La corporación ha decicido comenzar a manejar vuelos programados en el 2012, basado en la disponibilidad de avión y en obtener las autorizaciones, a Asmara, la capital de Eritrea en África Oriental, Librevile, la capital de Gabón, Santiago de Compostela en España y al Aeropuerto Zafer, que está siendo construido en Kütahya”, indica.

Alvedro

Sin embargo, no es la primera vez que Turkish hace un anuncio en su página web relacionado con una hipotética conexión gallega que finalmente no se materializa. A finales de 2011, la compañía indicaba la disponibilidad de su flota para establecer un enlace con la terminal coruñesa de Alvedro.

Ya en mayo, se daba por sentado que la compañía se quedaría en Alvedro, y se hablaba incluso de vuelos cuatro días por semana, vía Bilbao. La firma tenía gran interés en operar en Galicia debido a los desplazamientos vinculados al gigante Inditex, que tiene su sede en el municipio coruñés de Arteixo.

La longitud de la pista


Sin embargo, el proyecto de la conexión coruñesa fue perdiendo fuelle hasta que en unas jornadas relacionadas con el turismo turco celebradas en A Coruña, directivos de la compañía indicaron que la conexión podía recaer en cualquiera de los tres aeropuertos de la comunidad. Fuentes conocedoras de la situación habían informado a Economía Digital que Lavacolla contaba con muchas posibilidades de ser elegida ya que el grupo aéreo prefería sus pistas de despegue, muchas más largas que las de Alvedro y Peinador.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad