José Luis Méndez Pascual en una imagen de archivo

Tropiezo de los socios de los Méndez en la banca de inversión

stop

A&G Private Wealth Solutions, una filial del grupo para el que trabaja José Luis Méndez, se da de baja en el listado de empresas de asesoramiento financiero

A Coruña, 30 de junio de 2018 (04:55 CET)

A&G, la empresa para la que trabaja el José Luis Méndez Pascual, el hijo del ex director general de Caixa Galicia, ha pinchado en hueso. Apenas un año después de constituir la sociedad A&G Private Wealth Solutions, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha comunicado la baja voluntaria de la compañía en el registro de entidades de asesoramiento financiero y su transformación en sociedad limitada de régimen común

La filial, constituida el 10 de julio de 2017 con un capital inicial de 50.000 euros, permanecía registrada pero no activa. Según explicaron  desde A&G, se creó inicialmente “para dar asesoramiento interno entre empresas del grupo”, en el que conviven ahora cinco sociedades –A&G Banca Privada, A&G Luxembourg, A&G Fondos, A&G Pensiones y A&G Insurance–, y “aprovechar al máximo la estructura de licencias”.

La transposición de la normativa MiFID II, en vigor desde el pasado mes de enero, parecía entonces una vía para que la EAFI (Entidad de Asesoramiento Financiero) ganase protagonismo, aunque, como apuntaron desde la firma de inversión, “no era el origen de su constitución”.

Con los Méndez de inversores

La entrada de los Méndez en A&G, con una inversión de 196.731 euros, se produce en 2014, cuando el grupo mutó de agencia de valores a banco, con la consiguiente ampliación de capital por 20 millones de euros, que suscribieron ejecutivos y agentes de la firma. Tras esa ampliación, el 46% del capital quedó en manos de los ejecutivos, mientras que el 54% restante lo controla un gigante en banca privada a nivel mundial, como es el grupo suizo EFG Internatonal.

Este pinchazo no ha impedido que en los últimos años A&G haya disparado su volumen de facturación y patrimonio hasta alcanzar los 7.140 millones de euros en activos bajo gestión a cierre de 2016, lo que le convierte en uno de los principales grupos independientes de banca privada en España, con más de 150 empleados y 70 banqueros en sus oficinas de Madrid, Barcelona, Santander, Sevilla, Valladolid, Valencia y Luxemburgo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad