stop

El fondo creado por ex directivos de Lehman Brothers ganó, junto a Investindusrial, 400 millones con la salida a bolsa de Euskaltel, pero acabó en los juzgados

Economía Digital Galicia

La planta de Bioetanol Galicia en Teixeiro (A Coruña). Abengoa ha vendido la planta al fondo Trilantic Europe

en A Coruña, 20 de marzo de 2017 (03:38 CET)

Abengoa comunicó el pasado jueves la venta de todas sus plantas de bioetanol en Europa, incluída la de Curtis, Bioetanol Galicia, a Trilantic Europe, una gestora que maneja con sus distintos vehículos de inversión 1.500 millones en activos, brazo en territorio europeo de Trilantic Capital Partners.

El fondo de capital riesgo fue fundado por exdirectivos de Lehman Brothers en 2009, dando continuidad a la firma de banca de inversión del grupo financiero, que había movilizado en las últimas dos décadas 7.200 millones de dólares a golpe de inversión en más de 80 empresas.

Trilantic es un viejo conocido en tierras españolas. No sólo por sus inversiones en Talgo o por su reciente entrada en el grupo de discotecas Pachá, sino también por su periplo en empresas tan vinculadas a Galicia como Euskaltel, el dueño de R.

Fundado por exdirectivos de Lehman Brothers, Trilantic invirtió en Euskaltel, Talgo y, recientemente, en Pachá

El fondo entró en la operadora vasca en 2012, al adquirir, junto a otro grupo de capital riesgo, Investindustria, el 48,1% de la compañía tras una negociación con Kutxabank y el resto de accionistas, entre los que estaba el propio Gobierno vasco, además de Endesa, Iberdrola y Grupo Mondragón.

Entonces, Trilantic se presentó como un fondo de investión internacional “de excelente reputación de aportación de valor a las compañías participadas”, con 3.500 millones de capital bajo gestión y con un “exitoso historial” de inversión en compañías de telecomunicaciones. Entre ellas, Deutsche Telekom.

Desde la entrada de los fondos, la valoración de Euskaltel subió como la espuma. Tanto que, en su salida a bolsa en 2015, valía tres veces más que cuando entraron Trilantic e Investindustria. La plusvalía obtenida por las firmas de capital riesgo en la OPV rondó los 400 millones de euros.

Kutxabank y otros accionistas de Euskaltel reclaman al fondo norteamericano 41 millones

El periplo en la operadora vasca de Trilantic acabó en una demanda. Kutxabank, Endesa, Iberdrola y Grupo Mondragón reclamaron 41 millones a los dos fondos, según los demandantes, un compromiso de pago incumplido por parte del fondo.

Interprentan que en el contrato de compraventa había una parte variable que se abonaría en función de la evolución de Euskaltel, que vista la plusvalía obtenida, fue excelente. Por ello, reclaman elevar hasta los 195 millones los 154 millones que habían pagado por su participación, es decir, 41 millones.

 De estos 41 millones, informó El Confidencial, 15 irían a parar a manos de Kutxabank, nueve a Endesa, 8,5 a Ibedrola, dos millones a Grupo Mondragón y el resto al Gobierno vasco, en caso de prosperar la demanda. 

 

Hemeroteca

Abengoa Euskaltel
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad