Protesta de trabajadores de Povisa frente al Parlamento de Galicia

Trabajadores de Povisa llevan su protesta al Parlamento

La plantilla del hospital vigués, vendido a Ribera Salud, exige ante el Parlamento que se mantengan los puestos de trabajo

La incertidumbre que pesa sobre los trabajadores de Povisa, el mayor hospital privado de Galicia, llegó este miércoles al Parlamento. Parte de la plantilla protestó frente a la Cámara para exigir que se mantengan los puestos de empleo en el hospital vigués tras la venta a Ribera Salud.

Los trabajadores temen que el traspaso de las instalaciones pueda acarrear salidas de personal o cambios en las condiciones laborales en un centro que arrastraba pérdidas y que es clave para la Xunta, pues atiende a más de 100.000 usuarios derivados de la sanidad pública.

Debido a esta situación, desde el comité de empresa de Povisa solicitaron que el Gobierno gallego integrara al hospital dentro de la red de centros públicos.

Cambios en el concierto de Povisa

El centro estaba en manos del grupo de José Silveira Cañizares, el propietario de la naviera Elcano. Lo vendió por 24 millones a la empresa valenciana Ribera Salud.

Povisa pactó con la Xunta a finales del año pasado una modificación del concierto por el que presta servicios al Sergas debido a los números rojos que arrastraba el hospital y que lo llevaban a una situación de insolvencia. Según manifestó entonces la dirección de Povisa, el centro seguiría incurriendo en pérdidas a pesar de la mejora en las condiciones del concierto, que supone más del 80% de su facturación.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad