Encierro de trabajadores de Endesa As Pontes. EP.

Trabajadores de la térmica de Endesa en As Pontes inician un encierro

Representantes del comité de empresa de la térmica de As Pontes inician un encierro por la “parálisis” en las negociaciones del convenio colectivo

Además de la amenaza de cierre que pesa sobre la térmica de Endesa en As Pontes, los trabajadores de la compañía energética tienen otro importante frente abierto: las negociaciones por el convenio colectivo del grupo. La parálisis que denuncian en las mismas es lo que ha llevado a integrantes del comité de empresa de la térmica coruñesa a iniciar un encierro indefinido en las dependencias del antiguo mercado municipal de As Pontes. A la protesta también se han sumado delegados sindicales ya prejubilados. 

La forma de protesta no es nueva ya que los representantes sindicales de la mesa negociadora ya llevan encerrados una semana en la sede central de la compañía.

Luis Varela, presidente del comité de empresa por UGT, destaca que “este encierro no tiene fecha de finalización”."Lo iniciamos hoy y en función de las presiones que podamos hacer", ha indicado, a la espera de que "la mesa negociadora recapacite y que la empresa se siente en serio a negociar". "Sin chantajearnos con las milongas que nos están contando", ha abundado.

Dos años de negociación

El integrante de UGT ha detallado que llevan "dos años negociando el convenio colectivo y es la primera vez en la historia que la patronal lo ha denunciado, con una clara intención de extorsionar y someter al colectivo de trabajadores y pasivos".

El presidente del comité de empresa de la central térmica de As Pontes ha recordado que actualmente "esta empresa es de capital italiano, con un 70% propiedad del Gobierno de Italia, que aprovechando nuestras leyes se dedican a meter la mano en el bolsillo de los trabajadores, porque es lo único que les queda", ya que ha denunciado que "el músculo económico que le quedaba a la empresa ya se repartió en beneficios en los años anteriores y en la última junta de accionistas tenían comprometido 1.600 millones de euros en reparto de dividendos y hay que sacarlos de algún lado".

Luis Varela ha asegurado que para poder pagar estos fondos "los sacan" de sus nóminas "y de las de los excompañeros, que por distintos motivos ya están en casa y que estaban bajo el paraguas de los distintos convenios colectivos, con los acuerdos de garantías firmados en su momento", ha sentenciado.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad