Detalle del tubo de escape de un Volkswagen (VW) Passat en el parking de empleados de la compañía en Wolfsburgo (Alemania). | EFE

Toyota contra Volkswagen: ¿el diésel se muere?

stop

Tras el diéselgate, los dos principales fabricantes del mundo toman posturas opuestas: Toyota suprimirá los diésel en Europa y Volkswagen augura su vuelta

Barcelona, 10 de marzo de 2018 (04:55 CET)

El escándalo del diéselgate en los coches de Volkswagen y las restricciones en las grandes ciudades europeas pusieron el futuro de los vehículos diésel en la picota. Ahora, las ventas en el segmento no dejan de caer, las alternativas ganan peso y los fabricantes redirigen sus estrategias. No parece que tengan un proyecto común: mientras Toyota anuncia que suprimirá los coches diésel en Europa, la compañía alemana anuncia el resurgir del sector.

Los dos primeros fabricantes del planeta toman posturas opuestas con el futuro del segmento, y ambos lo hicieron visible en el pasado Salón de Ginebra. Con 10,1 millones de vehículos vendidos en 2017, Toyota lanzó la bomba: a lo largo de este año dejará de vender coches diésel en Europa. De hecho, el nuevo Auris ya no contará con esta versión. Lo mismo que sucedió con el modelo C-HR.

La empresa japonesa justifica el adiós por la pujanza de las versiones híbridas entre sus vehículos de más éxito. El 41% de sus matriculaciones en el Viejo Continente correspondieron a modelos híbridos, un crecimiento del 38% respecto al año anterior para alcanzar los 406.000 automóviles. En cambio, el diésel apenas supuso el 10% de las ventas.

El 60% de las ventas de Toyota en España corresponden a vehículos híbridos

En España, el modelo híbrido funcionó todavía mejor que la media europea. El 60% de las ventas fuero de esta motorización, con picos del 70% en el Toyota Auris y del 89% en el RAV4.

El diagnóstico es compartido en las oficinas de Honda. La marca nipona vio como sus ventas bajaron por encima del 11% en 2017 debido a la crisis del diésel. ​Las cifras parecen darles la razón: en uno de los segmentos más demandados, el C SUV, el diésel ya sólo representa el 56% de las matriculaciones cuando hace tres años había llegado a alcanzar cotas del 85%. A diferencia de Toyota, no hizo ningún pronunciamiento a la hora de abandonar este tipo de combustión.

A pesar de los síntomas --y de ser uno de los desencadenantes de su crisis--, Volkswagen sale del guión. En el mismo evento, el consejero delegado del grupo, Matthias Müller, auguró "un renacimiento del diésel en un futuro no muy lejano". "Las personas que han conducido motores diésel se darán cuenta de que era un concepto de conducción muy cómodo", explicó.

Volkswagen: los coches eléctricos no satisfarán a los conductores, que volverán al diésel

El ejecutivo acompañó las predicciones con un dardo al vehículo eléctrico, que dejará insatisfechos a los conductores, cree. "Los vehículos eléctricos no mantendrán contentos a los usuarios habituales, y la gasolina es mucho más perjudicial para el medio ambiente", añadió Herbert Diess, responsable de la marca.

Es de la mano del medio ambiente, el factor que causó el derrumbe, como Volkswagen vaticina que resucitará el diésel: "Cuando el diésel como tecnología ecológica se fortalezca en la mente de las personas, para mi no hay razón para no comprar uno", sentenció.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad