Terminal de GNL de Reganosa en Mugardos

Tojeiro y la Xunta llevan al Gobierno ante el Supremo por Reganosa

stop

La firma controlada por Roberto Tojeiro y la Xunta recurre ante el Supremo las medidas del Gobierno para impulsar el uso de las infraestructuras gasistas

A Coruña, 24 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Reganosa vuelve a los juzgados, y esta vez nada tiene que ver con la entrada de gaseros en la ría de Ferrol o con la legalidad de la planta regasificadora de Mugardos. Esta vez, la empresa controlada por el empresario Roberto Tojeiro y la Xunta de Galicia ha acudido al Tribunal supremo para recurrir el decreto que cambia las reglas del juego en el mercado del gas.

Según publicó esta semana el Boletín Oficial del Estado (BOE), la firma Regasificadora del Noroeste, SA (Reganosa) interpuso un recurso contencioso-administrativo en la Sala Tercera, Sección Tercera del Tribunal Supremo contra el Real Decreto 335/2018, de 25 de mayo, por el que se modifican diversos reales decretos que regulan el sector del gas natural. Dicho recurso, que otorga nueve días desde la publicación del anuncio para que los demandados puedan personarse en el mismo, fue admitido a trámite el pasado 17 de septiembre.

Del Consejo de Rajoy al Supremo

El decreto cuestionado por Reganosa lo aprobó un Consejo de Ministros presidido todavía por Mariano Rajoy escasos días antes de perder la moción de censura contra el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El texto legal, que modifica varios decretos reguladores del sector del gas natural, como los que tienen que ver con acceso y régimen económico del sistema, regulación de actividades y mercado organizado, entre otros, tiene como objetivo impulsar un uso más efectivo de las infraestructuras gasistas y, al mismo tiempo, mejorar el funcionamiento del mercado y facilitar la contratación de nuevos servicios.

Así, por ejemplo, entre las nuevas medidas destaca la que permite retomar la tramitación de autorizaciones administrativas para nuevas instalaciones, que serán sometidas a un procedimiento para evaluar si su puesta en operación comercial es necesaria para el adecuado funcionamiento del sistema gasista.

Intereses de Reganosa

Otros aspectos de la nueva regulación hacen referencia al bunkering (suministro de combustible de barco a barco) y se articulan con el objetivo de dar un mayor uso a las plantas de gas natural licuado (GNL). En este sentido, se facilita la posibilidad de que los puertos españoles puedan suministrar GNL para navegación, una idea en la que Reganosa lleva meses trabajando.

Además, el Real Decreto adapta el marco normativo a la necesidad de avanzar en la descarbonización de la economía. Prueba de ello es la creación de una estructura de peaje para la inyección de biogás/biometano desde las plantas de tratamiento de residuos, que se convierten así en una importante fuente de generación.

Asimismo, el texto aprobado se regula el procedimiento de baja de instalaciones de la red básica de gas, así como las obligaciones de desmantelamiento de las infraestructuras del sistema para garantizar la seguridad y la protección del medio ambiente. También se establece un protocolo para inhabilitar a las comercializadoras fraudulentas y se protege a los consumidores afectados, a quienes se asignará una comercializadora de último recurso, sin perjuicio de que puedan cambiarse a otra comercializadora de su elección.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad