Todos los números rojos de José Collazo con la Ópera y Palexco

stop

Los ingresos no han cubierto los gastos de expotación en los últimos tres años, sin contar el pago de salarios

José Collazo y Palacio de la Ópera de A Coruña

en A Coruña, 12 de noviembre de 2016 (07:21 CET)

Xulio Ferreiro tiene ante sí una gran oportunidad para recuperar la gestión municipal de la Ópera, que desde 1993 explota en regimen de concesión Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico. Los números rojos acumulados de la filial de Comar allana mucho la negociación con José Collazo, abierta desde hace meses.

El empresario aglutinó en esta empresa las concesiones del Palacio de Congresos y la Ópera y las del Complejo del Muelle de Transatlánticos de A Coruña, que engloba Palexco y el centro comercial y de ocio (Cantones Village).

La concesionaria abona un canon anual a la Autoridad Portuaria de A Coruña por los equipamientos próximo a los 350.000 euros, pero ninguno al Concello por la gestión de la ópera. El periodo concesional de Palexco y centro de ocio vence en octubre de 2061, mientras que el de la Ópera finalizará en 2043, a no ser que Concello y empresa llegan a un acuerdo para el traspaso de la concesión.

Pérdidas acumuladas de más de 10 millones

El negocio no está siendo nada rentable para José Collazo, que desde 2012 acumula más de 10 millones en números rojos con las concesiones. El año pasado, Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico cerró con pérdidas de 1,29 millones, sin lograr elevar su cifra de negocio ni reducir gastos.

El balance de los últimos cuatro es el siguiente:

Resultado en 2015: -1,29 millones. Cifra de negocio: 3,2 millones

Resultado en 2014: -1,6 millones. Cifra de negocio: 3,5 millones

Resultado en 2013: -6,6 millones. Cifra de negocio: 3,1 millones

Resultado en 2012: -916.000. Cifra de negocio: 3,7 millones

El problema enquistado para la concesionaria son los elevados gastos de explotación. En los últimos tres años, los ingresos no han sido suficientes para atender los gastos generados, aún sin contar el pago de salarios, lo que hace imposible la rentabilidad.

El problema de rentabilidad

Dichos gastos se componen de los cánones a la Autoridad Portuaria, los tributos y el resto de gastos corrientes para el funcionamiento de las instalaciones. En los últimos cuatro años se han situado siempre en torno a los 3,5 millones, siendo la cifra más elevada los 3,9 millones de 2014.

A esto hay que sumar unos 700.000 euros al año en salarios, que dejan los gastos en cuotas muy superiores a los ingresos. Esta dinámica es la que ha provocado las constantes pérdidas de la filial de Comar.

Los gastos financieros se situaron el año pasado en los 319.000 euros y proceden de un préstamo concedido por Novagalicia a Comar en 2013 por valor de 10,4 millones, que vence en 2025.

Los números corresponden al conjunto de las concesiones, pues la empresa no ofrece datos desagregados del Palacio de la Ópera, que recibe sus principales ingresos por el uso de las instalaciones que realiza la Orquesta Sinfónica de Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad