Todos los contratos sospechosos de Vendex

stop

Aduanas investigó una decena de concesiones de la compañía que tenían como epicentro A Coruña

Registro de los agentes de Aduanas en Lugo | EFE

03 de febrero de 2014 (03:58 CET)

Guarderías, teatros, obras públicas, piscinas… el entramado de concesiones que fue recolectando Vendex en Galicia alcanza casi el medio centenar. El mayor sumario jamás instruido en Galicia por un caso de corrupción desvela los contratos que han sido investigados por el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) en el marco de la Operación Pokemon, una trama de sobornos y amaños que ha salpicado a las principales ciudades gallegas.

Según el informe de Aduanas, las pesquisas de las distintas concesiones que mantenía Vendex se centraron en A Coruña, el último puerto donde desembarcó con fuerza la compañía multiservicio con su extenso abanico de filiales. Los correos electrónicos intervenidos durante la investigación sitúan bajo la lupa de los investigadores hasta ocho contratos en la ciudad herculina y algo más de diez en la provincia.

De la Torre de Hércules a los museos científicos

Así, pasaron por la caja de la compañía que vertebra el entramado de la Operación Pokemon contratos para “el mantenimiento, iluminación e información turística de la Torre de Hércules”. También los “sistemas hidráulicos” de los museos científicos --Casa de las Ciencias, Domus y Aquarium Finisterrae—y el “mantenimiento” del castillo de San Antón.

A través de la sociedad Sermasa, una filial que superaba los 600 trabajadores y ofertaba todo tipo de servicios a las Administraciones públicas, emitía facturas al Centro de Información Municipal de Xuventude (CMIX) y al IMCE por determinados servicios en la “celebración de espectáculos”. Anteriormente, también ofreció servicios en las instalaciones deportivas de Riazor y en el polideportivo del Barrio de las Flores.

Más contratos en la provincia

Desde A Coruña, la actividad de Vendex se extiende hasta Arteixo, con la “gestión de una guardería” y Ferrol. En la ciudad departamental la compañía gestionó el Teatro Jofre y el Centro Cultural Torrente Ballester, ahora en manos de Eulen. Los informes de Aduanas constatan servicios en “organización de espectáculos” para el teatro.

Además, a través de Nauga, un negocio de buceo del grupo ubicado en A Coruña, elaboraba presupuestos para construcciones e instalaciones en Laxe. Con otra filial, Aister, coordinaba obras en Vilanova.

Doal y Sermasa

En los correos intervenidos por Aduanas también se recoge la actividad de Doal, una de las sociedades clave para la actividad de Vendex, con las que fue consiguiendo los contratos de la ORA en Ourense, Lugo y A Coruña.

Vinculada a esta estaba Sermasa, que aparece en el informe de Aduanas por el mantenimiento de las piscinas de As Pedreiras (Lugo). La filial también facturó servicios en tres guarderías y dos polideportivos de Santiago.

Además del servicio de la ‘zona azul’, Vendex se encargaba en Ourense de la limpieza en varios centros educativos y edificios del concello.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad