Toda la leche que Pascual compra en Galicia se tratará en la antigua planta de Alimentos Lácteos

stop

Logística Alimentaria, nuevo propietario de la fábrica de Outeiro de Rei, procesará cerca de 240 millones de litros el próximo año

Protesta de los trabajadores de Alimentos Lácteos | EFE

11 de octubre de 2014 (13:16 CET)

Uno de los males estructurales que aquejó el proyecto fallido de Alimentos Lácteos fue el escaso aprovechamiento de las instalaciones de Pascual en Outeiro de Rei (Lugo). El grupo lácteo gallego envasava poco en una planta muy grande y costosa. Las reiteradas inyecciones de dinero público para un grupo afín al PPdeG sirvieron de poco y Alimentos Lácteos claudicó, entró en liquidación y dejó otra vez a su casero, Leche Pascual, unas instalaciones que a la compañía burgalesa solo interesaban para vender o alquilar.

Pero también es cierto que Pascual ha hecho esfuerzos para que alguien las ocupara. Se encargará definitivamente la empresa gallega Logística Alimentaria –aunque está detrás el grupo inversor madrileño Valparaíso—con la que se llegó a un acuerdo para el traspaso de las instalaciones. El importe es un secreto. No lo es que Pascual va ayudar a poner a punto la maquinaria y arrancar el nuevo proyecto. Y no solo eso. El acuerdo de venta incluye que el grupo burgalés tratará toda la leche que recoge en Galicia, cerca de 100 millones al año, en su antigua planta lucense. Básicamente, en Outeiro de Rei se enfriará y se realizará el control de calidad.

Mercadona, Carrefour, Alcampo

Para Logística Alimentaria, que se dedicará a producir derivados lácteos para otras marcas y que recogerá prácticamente toda la leche en Galicia, es un punto importante. Sabe que tiene que procesar entre 13 y 14 millones de litros al mes para que su negocio sea rentable y estima que superará esta cifra con holgura, hasta los 18 o 19 millones mensuales.

La hoja de ruta de la empresa pasa por procesar 220 millones en 2015. Según asegura la cabeza visible del proyecto hasta la fecha, el empresario lácteos Antonio Jurado, ya tienen un mercado de 120 millones, con contratos en vigor con Mercadona, Carrefour o Alcampo.

Empleo

La otra pregunta clave es si Logística Alimentaria podrá recuperar el empleo perdido tras la quiebra de Alimentos Lácteos. La empresa está comprometida con recuperar a los trabajadores, pero está igualmente comprometida con la cuenta de resultados. El plan de negocio consta de cuatro fases y si, efectivamente, la planta crece como está previsto, se comenzará a recuperar a los empleados. Pero, por el momento, habrá que esperar.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad