Tino Fernández multiplica por cinco su patrimonio en bolsa en cuatro años

stop

Altia marca su récord de facturación, beneficios y capitalización bursátil; el presidente del Deportivo y el magnate indio Ramm Bhavnani se reparten 1,5 millones en dividendos

Tino Fernández, presidente de Altia | EFE

en A Coruña, 30 de marzo de 2016 (23:47 CET)

La consultora tecnológica Altia prosigue su marcha triunfal, que en plena crisis económica la ha convertido en una de las cotizadas gallegas con mejor salud financiera. Su capitalización en el Mercado Alternativo Bursátil alcanzó los 100 millones de euros. Vale en el parqué tres veces más que Adolfo Domínguez y 40 millones más que San José.

La empresa del presidente del Deportivo, Tino Fernández, debutó en el MAB en diciembre de 2010 y hasta 2012 los valores mantuvieron un comportamiento plano, alcanzando una capitalización de 16,3 millones. Desde entonces, el valor de la tecnológica se ha multiplicado por seis, justo cuando sus resultados tocaron techo.

La facturación creció por encima del 300%

Altia cerró 2015, según el avance provisional comunicado por la propia compañía, con un beneficio neto de 7,26 millones de euros, lo que supone un aumento del 61% sobre el obtenido en 2014. La cifra de negocio fue de 65,29 millones, un 21% más.

Desde 2011, la facturación de Altia se ha triplicado, pasando de los 20,10 millones a los 65,29, con la integración de la madrilea Exis como paso clave en el incremento de la cifra de negocio.

Tino Fernández y Bhavnani acaparan el dividendo

Con estos datos bajo el brazo, Altia anuncia el reparto de un dividendo bruto de 1,7 millones. La mayoría irá a parar a su presidente y al magnate indio Ramm Bhavnani, que en el último comunicado de la empresa al MAB controlaba un 6% del capital, si bien, fuentes empresariales lo sitúan ya en el 8%. Entre los dos recibirán 1,5 millones, la mayoría, en torno a 1,3, serán para Tino Fernández.

El crecimiento de la tecnológica impulsó también el de su presidente, que a cierre de ejercicio controlaba el 81,05% de las acciones a través de la sociedad Boxleo. Hace cuatro años, su parte del capital valía 16 millones, mientras que ahora vale 81,1 millones, cinco veces más. Tino Fernández controlaba entonces el 86% de la compañía, pero se deshizo de un 6% en diversas operaciones que, según fuentes empresariales, se utilizaron para invertir en la propia Altia.

Supera las previsiones

Los resultados provisionales de la tecnológica desbordan las previsiones de su plan de negocio. La facturación superó las previsiones en un 17%, el ebitda fue un 33% mayor de lo esperado y el beneficio rebasó la estimación inicial en 2,2 millones, 44% más de lo previsto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad