Tino Fernández internacionaliza Altia, que firma un contrato de tres millones en Chile

stop

La consultora del presidente del Deportivo se hace con la administración de la plataforma de empleo del país lationamericano, donde creará su primera "base operativa" de Sudamérica

Tino Fernández, presidente de Altia

en A Coruña, 25 de abril de 2016 (22:38 CET)

Suma y sigue Altia. La tecnológica del presidente del Deportivo, Tino Fernández, acaba de firmar un contrato millonario en Chile, un paso más en el proceso de internacionalización de la compañía, que registró en el último ejercicio un incremento del 61% del beneficio y del 21% de la cifra de negocio, según el avance de resultados de la empresa.

Altia se encargará del servicio de administración de la Bolsa Nacional de Empleo de Chile, un encargo de 2,93 millones de euros, uno de los mayores que ha conseguido la tecnológica en aguas internacionales, junto con los contratos marco con la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) para el desarrollo de sistemas de información.

El trabajo se coordina en Vitoria, no en Galicia

La empresa que preside Tino Fernández se hará cargo del desarrollo informático del servicio y, mientras no esté operativa la nueva plataforma, administrará el actual sistema, según comunicó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). La Bolsa Nacional de Empleo chilena se suma a la experiencia acumulada de Altia en programas de empleabilidad, de la que dan buena muestra los trabajos que realiza para el Gobierno vasco así como otros en la misma área para el propio Ministerio de Empleo.

El contrato tiene una duración de 48 meses, renovables por un periodo de la misma duración previa evaluación del servicio prestado por parte de los técnicos del Gobierno chileno, en concreto, por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence). Para llevar a cabo el proyecto, Altia designará un grupo de trabajo coordinado desde su oficina de Vitoria.

Paso clave en la internacionalización

El encargo también precipitará la puesta en marcha de la primera "base operativa" de la compañía en América del Sur, en este caso, en Chile.

Altia ha destacado que se trata de un paso importante en su proceso de internacionalización. Uno de los objetivos estratégicos que se había marcado la consultora en su plan de negocio era crecer en el mercado exterior. En el último informe de resultados completo presentado por la compañía, correspondiente al cierre del primer semestre de 2015, el mercado internacional suponía el 32,8% de la cifra de negocio, al aportar 7,9 millones.

La empresa vive tiempos dorados en el MAB, tocando techo en cuanto a capitalización. Se sitúa en los 107 millones, después de que sus títulos se revalorizasen en lo que va de año más de un 26%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad