Tino Fernández: el empresario que triunfa con Altia quiere 'rescatar' al Deportivo

stop

En dos años, la consultora tecnológica incrementó su facturación en un 60%

Constantino Fernández, presidente de Altia

06 de noviembre de 2013 (23:33 CET)

Constantino Fernández es un hombre de éxito. Altia, la consultora tecnológica que preside, va viento en popa y es la compañía que da empleo a más personas en A Coruña por detrás del grupo Hijos de Rivera. En dos años, desde su entrada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en 2010, hasta el pasado ejercicio, incrementó su facturación en un 60%. Ante sí tiene ahora un nuevo reto que lo aleja de sus negocios tradicionales.

La tarde de este miércoles, el empresario consumó la petición formal de una junta extraordinaria de accionistas para elegir al nuevo presidente del Deportivo de La Coruña. Él se postulará, con la intención de sustituir a Augusto César Lendoiro al frente del club, inmerso en concurso de acreedores.

Uno de los miembros de su candidatura y un notario depositaron en la sede del club el 7% de las acciones del equipo, más del 5% necesario para solicitar la junta.

Una carrera de éxito

En medio de esta situación, las actividades empresariales de Tino Fernández cobran mayor relevancia si cabe. Lo cierto es que el crecimiento de Altia en los últimos años parece imparable, sobre todo desde su entrada en 2010 en el Mercado Alternativo Bursátil.

Altia nació en A Coruña en el año 94. Su objeto social pasa por dotar de “servicios de asesoramiento y consultoría en materia de planificación tecnológica, calidad, organización y sistemas de información”. También ofrece, entre otros, “suministro, implantación, integración y mantenimiento de soluciones informáticas”.

El éxito del proyecto acompañó al grupo desde su nacimiento, cuando sus principales clientes estaban en el ámbito de la administración pública, una situación que supo revertir a medida que avanzaba la crisis económica. Su rápido despegue la llevó a expandirse por la Península. En la actualidad cuenta con oficinas no sólo en Galicia, también en Vitoria, Valladolid, Madrid, Toledo y Alicante. Además, cuenta desde 2010 con una oficina en Portugal.

Adquisión de Exis


El pasado marzo adquirió el 95,38% de la madrileña Exis Inversiones, otra consultora tecnológica. La operación se cerró por unos tres millones de euros y el objetivo era, primordialmente, conseguir presencia en cuentas relevantes del sector privado y aumentar tamaño. En estos momentos, Altia realiza un proceso de ajuste de plantilla en Madrid y Valladolid debido a las duplicidades generadas tras la compra.

El verdadero despegue de la firma gallega comenzó en 2010, coincidiendo con su entrada en el MAB. En dos años incrementó su facturación en un 60%. Ese ejercicio lo cerró con una cifra de negocio de 17,6 millones de euros y un resultado de 1,68 millones de euros.

Fue el año en el que adquirió a Vodafone un centro de procesamiento de datos con sede en Vigo. El grupo firmó con la multinacional un contrato de prestación de servicios con una duración de seis años, que le reporta cuantiosos beneficios.

Su proyecto estrella, junto a El Corte Inglés

En 2011, la cifra de negocios llegó a los 20.102.829 euros, un 13,8% más que el año antes. A pesar de que el resultado del ejercicio bajó hasta 1,03 millones de euros fue un año clave debido al negocio que logró amarrar. A través de una UTE con El Corte Inglés SA consiguió un contrato con la Oficina Europea de Armonización del Mercado Interior de la UE (Oami) con una duración máxima de siete años y un presupuesto de 135 millones de euros.

Hasta el momento, su mejor año ha sido el 2012. Consiguió una facturación de 28,34 millones de euros, un 40% más que en el ejercicio precedente, un beneficio neto de explotación (Ebitda) de 3,53 millones de euros y un resultado de 2,4 millones de euros.

Además, durante 2012, la compañía con sede en As Xubias resultó adjudicataria definitiva del Acuerdo Marco 26/2011 conocido como Catálogo de Patrimonio de Estado. Para ello también recurrió a la constitución de otra UTE, en este caso con KPMG asesores. “El contrato habilita al adjudicatario a la prestación de servicios de desarrollo de sistemas de información para todas aquellas administraciones públicas que estén adscritas al catálogo: administración general del Estado, sus organismos autónomos, entidades gestoras...”, indica el grupo en su comunicación al MAB.

Primer semestre

EL 2013 parece seguir con el viento a favor. La compañía aumentó sus ingresos en un 63% en los primeros seis meses del año fiscal con respecto al mismo período del ejercicio anterior. El aumento espectacular de la cifra de negocio tiene truco. El crecimiento está impulsado en gran medida por el negocio que aportan las nuevas empresas adquiridas. Por sí sola, de todas formas, el incremento de facturación sería de un 21%.

Así, mientras Tino Fernández Pico triunfa en sus negocios, intenta hacerse con la presidencia del Deportivo de La Coruña, una empresa inmersa en concurso de acreedores. La tarea no será fácil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad