Tino Fernández: "El Deportivo es una empresa más fácil que Altia"

stop

Considera que el mayor error de Lendoiro fue deteriorar las relaciones con el entorno del club, incluidos los socios financieros

Tino Fernández y la plantilla del Deportivo | EFE

10 de mayo de 2014 (10:36 CET)

Con el acuerdo con Hacienda y el resto de acreedores del que depende la supervivencia del Deportivo encaminado y su empresa, Altia, navegando a toda máquina, Tino Fernández ha reiterado el mensaje con el que llegó a la presidencia del club hace cien días. Separará los dos mundos, el de la consultora tecnológica que elevó sus beneficios un 17% el último año, y el del club que salió del concurso de acreedores y que sigue pendiente de cerrar el acuerdo con Novagalicia y Banco Sabadell para pagar su deuda.

“Empresarialmente no me parece que el Deportivo sea una tarea complicada. La facturación no es elevada, los ingresos llegan de sitios muy concretos, los clientes vienen, no como en mi actividad que nada llega así de automático. En cuanto a patrocinios y televisión una vez que lo cierras es un marco que queda para muchos meses. ¿Cuál es la complejidad? Es una empresa de sentimientos y la pelota entra o no y eso afecta a las cosas”, explicó Fernández en una entrevista a la edición gallega del diario El Pais.

La relación con Lendoiro

Firme en el discurso que ha mantenido en esta primera etapa al frente del Deportivo, el presidente considera que el club debió entrar antes en concurso de acreedores, así como problemas en el convenio planteado por su predecesor, Augusto César Lendoiro. “No es que no nos gustase --matiza en la entrevista-- es que necesitábamos un acuerdo con los mayores acreedores, no imponerles algo e ir en contra de quien debes cien millones y te puede embargar o poner condiciones más difíciles para pagar la otra parte que estaba por negociar”.

Fernández asegura que la nueva directiva no ha tenido que poner dinero, “por ahora”, a pesar de aterrizar en un club sin liquidez. “Entramos el 22 de enero y no había para acabar el mes”, apuntó el presidente de Altia. Considera que uno de los errores de Lendoiro fue deteriorar la relación del Deportivo con su entorno, “perder la centralidad respecto a los partners financieros o al mundo político”. “Ir tarde al concurso ayudó a incrementar la deuda. Se compara nuestro convenio con el del Celta, pero la diferencia es el momento. Las posibilidades eran otras”, explicó Fernández.

El éxito empresarial

Respecto a Altia, que está registrando un crecimiento espectacular a pesar de la crisis económica, Tino Fernández señaló como clave del éxito el trabajo y el equipo: “Me considero muy trabajador y relativamente brillante sobre todo a la hora de hacer equipos, motivarlos y dirigirlos. Lo mejor que hago es rodearme de gente válida”, sentenció.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad