Tino Fernández, el hasta ahora presidente del Real Club Deportivo de La Coruña

Tino Fernández, Dépor, Racing de Ferrol… Historia de una infidelidad

Tino Fernández aterriza en el Racing tras perder la presidencia del Deportivo, su condición de máximo accionista y retirar la publicidad de Altia de Riazor

Deportivo de La Coruña y Racing de Ferrol volverán a cruzar sus caminos en competición liguera el 29 de noviembre. Será entonces cuando ambos equipos disputen su primer enfrentamiento de Liga después de 41 años (el último fue el 25 de febrero de 1979) y en el que Tino Fernández, recién nombrado consejero del Racing de Ferrol, pasará a compartir palco con quien fuera su mano derecha en el Deportivo antes de convertirse en enemigo íntimo: Fernando Vidal, actual presidente del conjunto blanquiazul.

Y es que Vidal ejerció como consejero y responsable del área deportiva del club herculino desde la llegada de Tino Fernández hasta que presentó su dimisión en octubre de 2017 tras una serie de desencuentros. Desde entonces, Fernando Vidal y Tino Fernández han mantenido sus caminos por separado con encontronazos sonoros como el de las elecciones a la presidencia del conjunto herculino de junio de 2019, convocadas precisamente por la dimisión del también presidente de Altia tras una mala racha de resultados que hacía peligrar la clasificación para el playoff de ascenso a Primera.

El 'veto' de Tino a Fernando Vidal

Fue entonces cuando Fernando Vidal acusó a Tino Fernández, por aquel entonces uno de los máximo accionistas del club, de haber “manipulado” las elecciones al recurrir a acciones delegadas para darle la victoria a Paco Zas. El actual presidente del Deportivo afeó a Tino Fernández durante una rueda de prensa posterior que, además de votar a favor de Zas, el presidente de Altia echase mano de sus acciones delegadas para cobrarse su venganza y votar en contra de la candidatura de Fernando Vidal, que acabó como la segunda más votada (recibió 24.596 apoyos, frente a los 33.859 de Paco Zas).

El choque entre ambos dirigentes tan solo se ha encontrado con una tregua temporal en los últimos doce meses. Tino Fernández no hizo acto de presencia en la junta general extraordinaria de accionistas que encumbró a Fernando Vidal como presidente del Deportivo ni en la que se certificó la capitalización de deuda por parte de Abanca para convertir a la entidad presidida por Juan Carlos Escotet en el máximo accionista del Deportivo con una participación cercana al 78%. En ninguna de ambas citas se encontró Fernando Vidal con un caudal de votos en contra como los más de 24.000 que recibió cuando se midió a Paco Zas en los comicios de hace casi un año y medio.

Tino Fernández rompe lazos con el Deportivo

La sombra de Tino Fernández desaparece de Riazor no solo por su salida de la presidencia, sino también por su repliegue como accionista y patrocinador. El presidente de Altia ha pasado de ser el máximo accionista del Deportivo a ver diluida su participación en medio de capitalizaciones de deuda y ampliaciones de capital que provocan que provocan que su poder decisión se haya recortado drásticamente pese a ser todavía uno de sus accionistas más significativos del club.

Además, al margen de los vínculos accionariales, Tino Fernández optó ya la temporada pasada por no renovar los contratos de patrocinio que Altia tenía con el Deportivo durante su presidencia. Estrella Galicia, Luckia, Abeconsa o el Concello de A Coruña permanecen como principales sponsors en el estadio Abanca Riazor en medio de la sonada ausencia de Altia. Sí permanece por el momento el vínculo de Tino Fernández con la página web de las Deportiendas, que está alojada en los servidores de la compañía que capitanea el ahora consejero del Racing de Ferrol.

Unión con Rivera en Cesuga

El desembarco de Tino Fernández en el Racing de Ferrol se ha efectuado tras la compra de un paquete accionarial de Élite Gestión y Administración. Se trata de la sociedad controlada por Ignacio Rivera (consejero delegado de Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia) para articular su inversión en el Racing de Ferrol. Rivera se hizo con la mayoría accionarial del conjunto ferrolano a través de Élite Gestión y Administración tras comprar el 39% del capital en manos del Concello de Ferrol y un paquete accionarial a la familia Silveira para hacerse con el control de un club asentado en una comarca a la que le unen vínculos familiares (el fundador de Estrella Galicia, José María Rivera Corral, nació en As Pontes)

Tino Fernández e Ignacio Rivera serán compañeros de viaje en su andadura en el Racing de Ferrol, en Élite Gestión Administración y también en el Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga) que, a su vez, se ha convertido en uno de los patrocinadores del club ferrolano. Los dos empresarios coruñeses invirtieron en el centro universitario privado y sus empresas (Altia y Estrella Galicia) forman parte de un consejo asesor en el que también están presentes firmas de la talla de Vegalsa, Cortizo, Egasa (Luckia), Grupo Nogar o Alumán.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad