Tino Fernández aumentó su patrimonio más de 55 millones desde que Altia salió a bolsa

stop

Su participación en la tecnológica, que se ha reducido un 6% en los dos últimos años, alcanza una capitalización de 56,89 millones

Tino Fernández, en el centro, en la junta de accionistas de Altia

en A Coruña, 04 de julio de 2015 (02:05 CET)

La empresa del presidente del Deportivo, la tecnológica Altia, debutó en bolsa en diciembre de 2010, con Augusto César Lendoiro al frente del equipo blanquiazul y los peores años de la recesión económica todavía por venir. No importó, porque Altia fue una de esas empresas que, como Inditex o Hijos de Rivera, creció durante la crisis. Y de qué forma, aumentando un 203% su facturación y un 181% sus beneficios desde 2010, en parte, gracias a la absorción de la madrileña Exis. 

Los números positivos en el balance de cuentas han ido acompañados de la confianza de los inversores. Igual que la facturación o las ganancias, las acciones de Altia se han revalorizado año tras año desde 2012. Los grandes beneficiados han sido los accionistas y entre ellos, el que más títulos tiene, el presidente de la compañía y del Deportivo, Tino Fernández.

Comienzo lento

Y eso que los comienzos no fueron sencillos. De hecho, los títulos de Altia perdieron valor desde su debut en el MAB en diciembre de 2010, cuando salieron al parqué a un precio de 2,72 euros, hasta el último precio de 2012, que se situó en 2,38 euros. A partir de entonces subieron como la espuma.

Pasado a datos concretos, Tino Fernández controlaba el 86,3% de las acciones de la tecnológica a través de Boxleo TIC --sociedad con domicilio en A Coruña y que tiene como administrador y socio único al presidente del Deportivo-- en el primer año que Altia cotizó en el mercado alternativo. Ese 86% equivalía a 5,9 millones de títulos que a precio de debut (2,72 euros) alcanzaban una capitalización bursátil de 16,2 millones.

55,2 millones de diferencia

Esas acciones se intercambian ahora a 10,2 euros. Tino Fernández tiene menos, solo alcanza los 5,58 millones de títulos, pero su cotización es mucho más elevada. Alcanzan una capitalización bursátil de 56,89 millones. Es decir, el patrimonio en bolsa del presidente de Altia se ha incrementado en 55,2 millones desde que Altia debutó en el parqué.

Según los datos del MAB, el gran salto cualitativo se dio entre 2013 y 2014, cuando los títulos pasaron de intercambiarse por 4 euros a duplicar su valor, hasta alcanzar los 9,1 a cierre de ejercicio. Coincidió la revalorización con la operación de compra de Exis.

Venta de un 6%

En los dos últimos años, desde 2013, la participación de Tino Fernández en la compañía se ha reducido un 6%, del 87,1 que controlaba aquel año al 81,1 que está en poder de Boxleo actualmente. Según fuentes próximas al empresario, las acciones se pusieron en mercado y acabaron en una miríada de inversores, lo que a buen seguro le valió al presidente para hacer caja. En todo caso, matizan sus allegados, una gran parte fue reinvertido en la propia empresa.

Altia es una gran cazadora de contratos públicos, en solitario o en alianza con otras sociedades. Ofrece asesoramiento, mantenimiento y desarrollos tecnológicos a las administraciones y elabora productos propios, el área que denomina soluciones propias, en muchos casos enfocados también a las herramientas de gestión de la Administración. La buena marcha del modelo despertó el interés del magnate indio Ramm Bhavnani, que en el último dato comunicado por la empresa al MAB controlaba un 6,4% del capital. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad