Tino Fernández, presidente de Altia

Tino Fernández avisa: Altia necesita comprar para seguir creciendo

stop

El presidente de Altia asegura que es difícil alcanzar el incremento de ventas previsto para 2017 sin realizar operaciones corporativas, que siguen estudiando

A Coruña, 01 de agosto de 2017 (05:55 CET)

El año pasado, Altia consiguió un grado de cumplimiento bastante aceptable de su Plan de Negocio 2016-2017, con algún parámetro incluso por encima de las previsiones. Sin embargo, su presidente, Tino Fernández reconoce “ciertas dificultades” para conseguir el crecimiento de ventas proyectado para este año “sin haberse producido crecimiento inorgánico”. Es decir, sin haber realizado compra alguna.

En el mensaje a los grupos de interés que acompaña a la Memoria de Sostenibilidad 2016 de Altia, Tino Fernández apunta que la empresa sigue buscando “operaciones corporativas que incorporen negocio y talento a nuestra organización”. “Seguimos insistiendo y no dudamos que vamos a encontrar nuevos negocios que aporten el valor que demandamos, así como nuevos clientes a los que podamos aportar valor con nuestra oferta”, matiza el directivo.

Tino Fernández: "No dudamos que vamos a encontrar nuevos negocios que aporten el valor que demandamos"

Tino Fernández ya advirtió en su día de que la compañía no estaba dispuesta a fiar su crecimiento a un endeudamiento desproporcionado, sino que acometería cualquier operación de crecimiento inorgánico basándose en un modelo que no sacrifique la rentabilidad ni las finanzas saneadas.

Rentabilidad asegurada

En el documento presentado la semana pasada ante el regulador del Mercado Alternativo Bursátil, el presidente de la consultora tecnológica aclara que, a pesar de que el crecimiento previsto en ventas para 2017 pueda parecer en riesgo, no lo está en términos de rentabilidad, donde Altia espera alcanzar los niveles proyectados.

En este sentido, señala que la cuota de mercado de la compañía, aunque crece año tras año, sigue siendo significativamente pequeña. Esto supone una amenaza, sobre todo por la concentración en la demanda de servicios de tecnología, pero también una oportunidad de hacer valer la solidez financiera o la capacidad tecnológica y innovadora frente a posibles rivales.

Y es que, para Tino Fernández, estos aspectos, junto con la generación de flujos de caja, la diversificación de cartera o la internacionalización son, “sin duda”, sólidas bases para seguir creciendo en ejercicios futuros.

Hemeroteca

Altia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad