Tino Fernández, presidente de Altia

Tino Fernández abre la primera filial de Altia en el extranjero

Altia espera consolidar sus negocios en Chile con una sucursal que actuará como “hub” para iniciar proyectos en otros países de la zona

Altia, la consultora tecnológica del expresidente del Deportivo, Tino Fernández, crece. Este 2019, la compañía coruñesa constituyó su primera sociedad en el exterior. Lo ha hecho en Chile, donde ya contaba con un establecimiento permanente desde que en 2016 consiguió un millonario contrato por el que se encarga del servicio de administración de la Bolsa Nacional de Empleo de Chile. Según la documentación correspondiente al primer semestre del año remitida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde cotiza, la firma ha transformado el citado establecimiento, que no poseía entidad jurídica como tal, en una agencia, “la denominación en el país sudamericano de la figura mercantil de sucursal”. La firma indica que se trata de “una figura típica del derecho societario que servirá para afianzar la posición de Altia y le permitirá realizar una serie de actividades que hasta ahora no podía realizar ya que, para ello, era necesario tener presencia jurídico mercantil” en el territorio.

La nueva figura societaria no solo servirá para afianzar su posición en el país chileno, sino que, a la vez, “aumentará y diversificará la cartera” de negocio de la tecnológica. Esta “agencia” funcionará, además, como “un hub” con el que “poder abrir negocios en otros países de la zona”.

Un 20% de los ingresos proceden del exterior

Según los datos de su informe semestral, se trataría de la primera sucursal de Altia en el exterior. En la actualidad, además de contar con esta agencia, Altia suma oficinas, al margen de en A Coruña, en Madrid, Castilla León, Castilla La Mancha, País Vasco, Valencia y Canarias.

En la actualidad, un 20% de las ventas de Altia se sitúan en el exterior. A cierre del primer semestre, los ingresos de la compañía provenientes del negocio exterior sumaban 6,4 millones de euros, frente a los 7,9 millones del mismo periodo del año pasado (una variación del 18,4% que, según explica, se debe en gran medida a la estacionalidad del mercado ya que, en 2018 concentró en la primera mitad del año la facturación final de un proyecto). Indica, no obstante y al margen de la bajada, que la evolución del mercado de clientes internacionales es “cada vez más positiva”, con nuevas adjudicaciones en nuevos países y “con especial atención en el área europea”.

Beneficio millonario, pero ralentizado

Si bien la compañía sigue cosechando beneficios millonarios, los resultados correspondientes a los seis primeros meses del ejercicio no son los que tenía previstos en su Plan de Negocio para 2019. La coruñesa cerró el primer semestre con un beneficio neto de 3,08 millones de euros, casi un 7% por debajo de los 3,3 millones ganados durante el mismo periodo del año anterior. Efectivamente, el descenso de ventas en el mercado internacional ha provocado que la facturación total de la compañía haya pasado de los 34,87 millones que consiguió en la primera mitad de 2018 a los 33,68 millones actuales.

Con todo, la tecnológica explica que, en relación con las ventas, “se está actuando intensamente para reconducir el retraso en los planes de comercialización puestos en marcha”, así como se está actuando “para mejorar la rentabilidad financiera de las lías de trabajo que están resultando menos rentables”.

 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad