¿Tiene un Volkswagen? El grupo mueve ficha con los afectados en España

stop

La compañía pondrá a disposición de los clientes un teléfono gratuito, así como una herramienta 'on line' para comprobar, con el número de bastidor, si el vehículo tiene el motor que manipulaba las emisiones

Varios vehículos Golf, uno de los modelos investigados / Reuters

EEUU, 02 de octubre de 2015 (20:30 CET)

Volkswagen quiere acabar, como sea, con la profunda crisis en la que está inmersa el grupo. Tras confesar que casi 700.000 vehículos en España circulan con el motor manipulado para pasar los controles de emisiones contaminantes, ahora empieza a ofrecer algunos servicios a los afectados.

De momento, pondrá a disposición de los clientes un teléfono gratuito --900 180 361-- para informarles en el caso de que tengan uno de los coches con el motor diésel EA 189 EU 5. Será a partir de este sábado cuando los afectados podrán utilizar dicho número. Sin embargo, ésta no será la única vía a través de la cual los clientes podrán remitir sus quejas, sus dudas y exigir una solución a este problema.

El grupo también está desarrollando una herramienta on line para que aquellos que lo deseen puedan consultar, a través del número de bastidor, si su coche está afectado o no.

'Diesel-gate'

Desde que se descubrió el diesel-gate, la reputación del grupo está en entredicho. Han sido unos 11 millones los coches los que se han manipulado en todo el mundo para pasar los controles.

Y la multa a la que se enfrenta la firma automovilística es millonaria. Sin olvidarse de las cabezas que se cortado y que podrían cortarse en los próximos meses para salvaguardar la imagen de la compañía. En Estados Unidos no suelen ser muy permisivos con este tipo de prácticas. Por ello, la Agencia de Protección del Medio Ambiente podría imponer una multa máxima en EEUU de 18.000 millones de dólares.

Miles de millones para acabar con la crisis 

Volkswagen intenta ahora, por todo los medios, apagar en la medida de lo posible el fuego de este incendio. Por ello, pondrá también en marcha un plan de comunicación para contactar personalmente con cada uno de los clientes afectados, informarles sobre la situación y la hoja de ruta de la compañía para solucionar dicho problema, según ha detallado en un comunicado.

Si todo ello será suficiente, lo dirán los clientes. Pero lo que sí tiene claro el grupo es que tiene que remediar, como sea, la situación. Volkswagen insiste en que hace "todo lo que está en sus manos". Y asegura que lo hará "con la máxima celeridad posible" y que las medidas que se tomen no supondrán ningún coste para los clientes. ¿Cuánto costará a Volkswagen esta crisis? Sin duda, muchos millones. Se calcula que de momento la firma ya ha destinado 7.300 millones de dólares para sofocar esta crisis.  

Varias demandas 

Mientras, el grupo intenta calmar los ánimos asegurando que los vehículos afectados son "técnicamente seguros". Pero, ¿hasta qué punto? Y ¿para quién? Los afectados, por su parte, se están oreganizando para ser más fuertes. En Estados Unidos se esperan demandas colectivas porque los clientes se sienten estafados, engañados. Asimismo, en Reino Unido algunos propietarios podrían solicitar una indemnización porque consideran que la compañía les ofreció información falsa en el momento de la compra.

Pero las demandas no son el mayor problema de Volkswagen. Mientras el grupo está siendo investigado, se han revelado algunos datos importantes como los indicios que apuntan a que algunos directivos de Volkswagen conocían, desde hace al menos dos años, que se manipulaban los motores para pasar sin problemas los controles. Por ello, no se descarta la dimisió forzosa de otros ejecutivos de la compañía. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad