Textil Lonia reserva un millón de euros para afrontar nuevas inspecciones fiscales

stop

La Agencia Tributaria investiga el pago del Impuesto de Sociedades, IVA y las retenciones del trabajo del grupo que comercializa Carolina Herrera y Purificación García

Tienda de Carolina Herrera (Textil Lonia)

22 de octubre de 2014 (20:51 CET)

Muy claro no lo deben tener los hermanos de Adolfo Domínguez (Josefina, Francisco Javier y, en menor medida, Jesús) cuando deciden provisionar hasta un millón de euros en sus cuentas para afrontar el más que previsible pago que se deriva de las irregularidades detectadas por actuaciones fiscales que comenzaron este mismo año. Así de claro lo expresan los responsables de Textil Lonia, la compañía ourensana que comercializada las marcas Carolina Herrera y Purificación García. Y así lo exponen en la memoria y cuentas de resultados del grupo textil, que como otras empresas del sector cerró su ejercicio 2013-2014 el pasado mes de febrero.

El pasado 30 de mayo, cuando el consejo de administración de Lonia aprobó las cuentas del último ejercicio, ya contaban con hacer frente al resultado de las actuaciones iniciadas por parte de la Inspección de la Agencia Tributaria. De acuerdo con las explicaciones de la compañía, el 14 de febrero, justo antes de finalizar su año fiscal, se iniciaron actuaciones de comprobación por parte de los inspectores de Hacienda, que tenían como objetivo revisar el pago de varios impuestos de la sociedad matriz del grupo.

Sociedades e IVA

Como toda sociedad, Textil Lonia tiene abiertos a inspección fiscal los cuatro últimos ejercicios para todo los impuestos que le son de aplicación, por ser precepto legal. A mayores, y de acuerdo con la investigación en marcha, Hacienda revisa de forma específica y pormenorizada el pago del Impuesto de Sociedades de la compañía correspondiente a los años 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013. En cuanto al IVA, se analizan por parte del fisco los períodos de liquidación de 2010, 2011 y 2012. En sus revisiones, Hacienda va más allá e investiga las retenciones, ingresos a cuenta de resultados del trabajo y profesionales de los años 2010, 2011 y 2012.

Todo ello ha llevado a la compañía de los hermanos Domínguez a tomar medidas. Lonia ha registrado con cargo a la cuenta de resultados del ejercicio 2014 una provisión por importe de un millón de euros, "dado que tanto los administradores como los asesores fiscales de la compañía estiman probable que en el futuro tengan que hacer frente al pago de dichas cuantías como consecuencia de la comprobación en curso por parte de las autoridades fiscales". Pocas veces una compañía, cuando se enfrenta a una inspección tributaria, se muestra tan contundente a la hora de admitir que tendrá que abonar importes declarados irregularmente.

Las filiales en el extranjero

El millón de euros para afrontar los pagos, de acuerdo con la memoria de Lonia, se encuentra registrado en la partida de provisiones a largo plazo del balance consolidado del grupo textil ourensano.

Los gestores de Lonia también hacen referencia a las filiales del grupo en el extranjero, y advierten que "las sociedades dependientes situadas fuera del territorio español están sujetas a la normativa fiscal del país en el que tienen establecido el domicilio social, siendo los ejercicios abiertos a inspección similares a los de la sociedad dominante", es decir, Lonia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad