José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. EFE

Telefónica saca ventaja a Orange y Vodafone antes del fútbol

p Los datos semestrales de los operadores revelan que Movistar+ es la única televisión de pago que crece este año

Arde MadridInstintoLa Resistencia... son nombres que se asocian al universo Movistar + y no a ninguna otra televisión de pago. Los últimos datos de los tres operadores del mercado telco vuelven a poner sobre la mesa que la televisión de Telefónica ha sido la única, frente a la de Vodafone y Orange, que ha logrado sumar abonados durante los seis primeros meses del año, en la antesala de lo que será una nueva batalla comercial por pescar los clientes del fútbol.

Los contenidos mencionados han sido los responsables, junto a muchos otros, de que Movistar+ sumara desde enero a junio 14.800 abonados, hasta sobrepasar de manera holgada los 4,1 millones clientes de televisión de pago, consolidándose como la primera opción del mercado  (Vodafone tiene 1,29 millones y Orange aproximadamente 700.000).

El operador naranja ha perdido 41.000 clientes de televisión en tres meses y 52.000 si se analiza la evolución desde que arrancó el año. La compañía gala, que también ofrece en su televisión contenido premium como series internacionales y el fútbol, no ha podido seguir engordando su televisión pese a dar a conocer anuncios estratégicos como la suma de Amazon Prime Video.

Vodafone, por su parte, se ha dejado en España 24.000 usuarios en los tres últimos meses, anotándose el segundo peor dato a nivel internacional dentro del propio grupo (solo Vodafone Alemania registró un resultado peor en clientes de tele). La compañía hace tiempo que tiene claro cuál debe ser el corede su televisión: cine y series. Es por eso que es la primera compañía que tiene acuerdos con HBO, Netflix y Amazon Prime Video, además de alianzas con Foxy otros canales internacionales.

Telefónica, Orange y Vodafone: otra guerra del fútbol espera 

Los resultados de las tres compañías telefónicas más importantes en España llegan a las puertas de una nueva guerra del fútbol. Tras desvelar sus resultados, Orange, que sufrió por la guerra de tarifas, anunció un nuevo portfolio para este año, con el que los clientes podrán contratar todo el fútbol (Liga Santander, Champions y Europa League) a partir de 42 euros al mes.

Telefónica será su principal rival. Es tenedora de los derechos y está obligado por la CNMC a ofrecerlos en el mercado mayorista en base a determinados requisitos. Queda por ver cuánto de agresivo es en su estrategia comercial para captar clientes a partir de mitades de agosto, pero lo cierto es que durante el año pasado fue la compañía que más captó y batió sus propios récords de portabilidad. Su consejero delegado, Ángel Vilà, ha dado algunas pistas sobre qué está por venir: prevé un mercado "activo y dinámico", pero sin tanta intensidad como la anterior temporada. 

El tercero en discordia es Vodafone. No por ofrecer fútbol, sino por todo lo contrario. Esta temporada no emitirá ningún partido en su televisión de pago —en la pasada ya dijo adiós a la Champions y El Partidazo—, pero dejará sin el deporte rey a una masa crítica de abonados que hasta el pasado mes de mayo disfrutaban de ocho partidos de Liga Santander por jornada. Ahora, a la espera de qué agresividad comercial tienen los operadores, el operador rojo deberá buscar la forma de retener a sus clientes o captar los de sus rivales.

La tele, antídoto contra el freno ingresos en el sector

El servicio de televisión es el contenido de mayor televisión de los operadores y la mejor forma de conseguir una elevada rentabilidad por cliente en un entorno cada vez más competitivo por la presión de operadores como MásMóvil, que empujan el mercado hacia el low cost. Son síntomas que se notan: Competencia ya ha recogido que el precio medio de los paquetes convergentes, en los que se incluye la tele de pago, recortaron sus precios durante el último año.

De hecho, como ha sucedido con la televisión, únicamente Telefónica ha sido el operador que ha conseguido aumentar nuevamente los ingresos en España, aunque lo ha hecho de una manera muy moderada (ha crecido un 0,3% más). El mercado nacional ha empujado su resultado frente a otros enclaves, como Brasil o las divisiones de Hispanoamérica Norte y Sur, que engloba a países como Mexico, Venezuela y Ecuador.

Orange y Vodafone, en cambio, han reducido su facturación por ingresos residenciales. El operador naranja ha sufrido una caída en la facturación en los ingresos móviles y fijos y ha tenido que buscar consuelo en el negocio mayorista, donde siempre crece gracias al contrato que tiene con MásMóvil.

La caída de Vodafone ha sido la más destacada. Se ha dejado el 9,3% de los ingresos de sus clientes tras salir del fútbol y reposicionar su estrategia, confiada ahora a las tarifas ilimitadas, unos nuevos planes desconocidos hasta ahora en España que necesitan tiempo para saber qué éxito tiene entre los clientes.

Un artículo de Cristian Reche

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad