Telefónica asumirá todos los costes del ERE y lo reduce a 6.500 empleados

stop

LABORAL

César Alierta

01 de junio de 2011 (08:11 CET)

Telefónica pagará el coste total del Expediente de Reducción de Empleo (ERE) de los trabajadores afectados, incluyendo el paro y el pago a la seguridad social de sus cotizaciones, según comunicó la empresa a los representantes sindicales, por lo que ha reducido de 8.500 a 6.500 el número máximo de empleados que deberán cesar en el plazo de tres años.

Fuentes de la compañía de telecomunicaciones señalaron que al asumir el coste total del ERE, una parte de los fondos que iban a destinar a la reducción de empleo tienen que emplearlo al pago de los importes que habitualmente asume el Estado por lo que el máximo de afectados serán 6.500 de telefonía fija, el 20% de la plantilla, el mismo número que anunciaron inicialmente.

Desde Telefónica destacaron que aunque no tienen ninguna obligación de asumir estos costes, entienden que la sociedad es una empresa referente para la economía española. Al vincularse el ERE al convenio colectivo que ahora se está negociando de forma paralela, la vigencia de este se reduciría también a los tres años. La dirección de Telefónica y los sindicatos celebraron la primera reunión de la negociación del ERE cuya memoria fue presentada el pasado jueves ante el Ministerio de Trabajo.

Según informaron fuentes de los sindicatos, la dirección ha planteado un plan social de reducción de empleo a tres años para un máximo de 6.500 trabajadores, de carácter voluntario, universal y no discriminatorio.

El plan contempla indemnizaciones para la franja de trabajadores menores de 53 años que se quieran adherir al plan; otra franja de 53 a 65 años que hasta los 61 años cobrarían un 66 % del sueldo y a partir de los 61 un 34 % ya que entonces podrían pedir la jubilación anticipada, y una tercera franja de 61 a 65 años.

UGT, que desde que se comentó la posibilidad de que Telefónica asumiera el coste, se mostró contraría a esta posibilidad, ha señalado en la reunión su total oposición a esta medida así como a la propuesta de la empresa.

La posición de Telefónica sale al paso de las críticas que se produjeron al anunciar de forma casi inmediata los beneficios más altos de su historia y el pago de primas millonarias a sus directivos y la reducción del 20% de la plantilla de la empresa en España.

Un próximo cambio legal prevé que las empresas que declaren beneficios puedan realizar ERE de reducción de personal si no asumen ellas los costes del paro y la Seguridad Social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad