Tan sólo cinco mujeres entre los 37 consejeros de las cotizadas gallegas

stop

Las esposas de Amancio Ortega, Adolfo Dominguez y José María Fernández de Sousa son de las pocas excepciones en un terreno controlado por hombres

Pablo Isla y Flora Pérez Marcote durante la junta general de accionistas de Inditex / EFE

08 de marzo de 2014 (12:16 CET)

Aunque Galicia ha sido la cuna de algunas de las empresarias más notables del territorio español, como fue el caso de la fallecida Rosalía Mera, los consejos de administración de las compañías cotizadas gallegas siguen siendo hoy en día terreno hostil para las mujeres.

Entre Zeltia, Adolfo Domínguez, Inditex y San José suman 37 consejeros. Sin embargo, la presencia femenina en los consejos es testimonial. Solo cinco asientos están ocupados por mujeres. En tres de los casos, las consejeras están vinculadas a una figura masculina predominante que se sitúa en el centro de la empresa, bien por llevar el timón de la compañía o bien por ser el fundador. Es el caso de Flora Pérez, esposa de Amancio Ortega; Elena González, esposa de Adolfo Domínguez; y Montserrat Andrade Detrell, esposa de José María Fernández de Sousa (Zeltia).

Más fuertes en el sector textil


Inditex es el imperio textil que fundó Amancio Ortega, pero que también fundó Rosalía Mera, la recientemente fallecida empresaria gallega que hilvanó una de las mayores fortunas de España. En el consejo de administración de la compañía, formado por nueve consejeros, se sienta la actual mujer de Amancio Ortega, Flora Pérez Marcote, como representante de Gartler S. L; y la británica Irene Miller, consejera independiente.

Dentro del grupo también es una figura destacada Eva Cárdenas, que dirige Zara Home. Histórica en la textil, cuenta con la total confianza tanto de Pablo Isla como de Amancio Ortega. Fue la segunda mujer en ponerse al frente de una de las cadenas de Inditex. La primera fue Carmen Sevillano, que lleva Oysho, dedicada a la ropa interior.

En el consejo de Adolfo Domínguez solamente la mujer del modisto ourensano, Elena González, tiene reservada una butaca entre los siete consejeros, seis de ellos hombres. Cierto es que en los engranajes de la compañía han ocupado puestos relevantes las hijas de la pareja Tiziana, Valeria y Adriana.

En la familia Domínguez hay más mujeres empresarias. Entre ellas, las sobrinas del modisto, Uxía y María Domínguez, que capitanean el hasta el momento exitoso proyecto de Bimba&Lola. Josefina Domínguez, hermana de Adolfo, fue una de las fundadoras de Textil Lonia.

La segunda fortuna de España

Tras la muerte de Rosalía Mera, la hija de la empresaria y de Amancio Ortega, Sandra Ortega, se situó como la segunda mayor fortuna de España, según Forbes. La heredera posee cerca de un 5% de Inditex y el 5% de la farmacéutica Zeltia. El puesto que tenía reservado en la compañía que preside José María Fernández de Sousa, el hermano del ex presidente de Pescanova, lo cedió a favor de José Leyte, el que fuera hombre de confianza en los negocios de su madre. Por esta decisión, la única presencia femenina en el consejo de Zeltia es la mujer de Fernández de Sousa, Montserrat Andrade Detrell.

Sandra Ortega cuenta también con una sociedad de inversión de capital variable, Soandres de Activos, que es de las pocas sicavs de las fortunas gallegas que ha aumentado su patrimonio. De la herencia de Rosalía Mera también posee Breixo de Inversión, una sicav reconvertida en sociedad de inversión libre en 2009 y que el ejercicio pasado movía 203 millones. Ya antes del fallecimiento de su madre, Sandra también gestionaba su propio patrimonio a través de la sicav Quembre de Inversiones, que en 2012 regresó a beneficios.

Sin olvidar que las inversiones de la heredera de Rosalía Mera pivotan mayoritariamente, al igual que sucediera con su madre, alrededor de las sociedades Rosp Corunna y Rosp Corunna Participaciones Empresariales.

La última dama gallega del dinero

La única superviviente del histórico trío de millonarias gallegas que completaban la condesa de Fenosa, Carmela Arias, y Rosalía Mera, es Isabel Castelo D´Ortega, presidenta de Seguros Ocaso. Tan rica como desconocida, se implica en el día a día de una compañía que cuenta con casi 1.800 empleados y con presencia internacional.

La compañía comenzó a operar en 1920 cuando fue fundada por Ramón D´Ortega Hervella y, actualmente, es el segundo operador en el ramo de los decesos con una cuota de mercado próxima al 22%, tan sólo superada por Santa Lucía, según datos de 2011.

Fines sociales

Considerada como una de las multimillonarias españolas más desconocidas en su día fue intérprete de ópera. Llegó a cantar en Italia y advierte de que sólo los motivos familiares fueron los que la llevaron a abandonar esa carrera.

Como sucedió con Rosalía Mera, cuenta con el apoyo de su hija Isabel, también en el terreno de los negocios, vicepresidenta ejecutiva y accionista de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad