¿También en Europa? Alemania revisará todos los diésel de Volkswagen

stop

Manipulaciones

Varios vehículos Golf, uno de los modelos investigados / Reuters

en Barcelona, 22 de septiembre de 2015 (08:48 CET)

Las trampas de Volkswagen con las emisiones en EEUU ha puesto en alerta al gobierno alemán, el encargado de controlar las emisiones del mayor fabricante del mundo en Europa. El Gobierno alemán va a ordenar nuevos exámenes de emisiones independientes a todos los vehículos diésel de VW comercializados en su país tras revelarse que el fabricante alemán manipuló las pruebas en Estados Unidos.

El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, asegura en una entrevista en el diario Bild este martes que ha ordenado tomar medidas: "Hay controles independientes constantemente. De todas formas, he indicado a la Oficina Federal de Vehículos a Motor que efectúe inmediatamente estrictas inspecciones de carácter específico y con peritos independientes de los modelos diésel de Volkswagen".

Sin conocimiento, de momento

El Ministerio de Medioambiente exigió este lunes al fabricante de vehículos "informaciones sostenibles" que permitan estudiar posibles manipulaciones en Alemania de los valores de emisiones de sus modelos para cumplir con la normativa. Un portavoz de este ministerio rechazó evaluar la cuestión hasta que quede totalmente esclarecida e indicó que por el momento no tiene conocimiento de "posibles trampas adicionales" de la empresa alemana.

El jefe del Gobierno del estado federado de Baja Sajonia y miembro del Consejo de Supervisión de VW, Stephan Weil, calificó de "inaceptable e injustificable" la "manipulación de las pruebas de emisión".

Los costes para VW

El grupo VW se desplomó este lunes en bolsa tras dejar temporalmente de vender modelos diésel en EEUU y reconocer haber manipulado los datos de emisiones contaminantes.

La multa a la que se podría enfrentar VW en EEUU asciende a 18.000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen, aunque algunos expertos prevén que la cantidad será menor si se llega a un acuerdo extrajudicial.

Volkswagen, que en 2014 tuvo un beneficio neto de 11.000 millones de euros, ha reconocido la manipulación en EEUU mediante un software que detecta cuándo el vehículo está siendo examinado para comprobar que cumple las regulaciones sobre emisiones y truca las mediciones para cumplir las normativas federales y estatales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad