Tafisa vende su planta de Betanzos y dice adiós a Galicia

stop

Tras el cierre del centro de Ponte Caldelas, la portuguesa Sonae ha traspasado su fábrica de tableros coruñesa a una sociedad de nuevo cuño, Betanzos HB, que promete más producción y plantilla

Protesta de los trabajadores de Tafisa

en A Coruña, 21 de mayo de 2015 (03:16 CET)

Tafisa se despide de Galicia por la puerta de atrás. El holding controlado por la portuguesa Sonae Industria cerró primero su planta de Ponte Caldelas tras una década de actividad, extinguiendo los contratos de 65 trabajadores. Ahora, acuciada por las pérdidas, aunque mucho menos que durante la etapa más dura de la crisis, se deshace de la otra unidad productiva que conservaba en Galicia.

El centro de Betanzos, Tafiber, dedicado a la elaboración de tablero de fibras ha sido traspasado en el proceso de reestructuración emprendido por la compañía para adelgazar el tamaño del grupo y desprenderse de las unidades de negocio "que contribuían negativamente al resultado consolidado y al cash flow de Sonae Industria", según reconocía la empresa en la presenteción de los resultados del primer trimestre, que continuaron arrojando números rojos por valor de 11 millones de euros, frente a los 27 millones de pérdidas del mismo periodo del año anterior.

Aumento de plantilla

El comprador es una sociedad de nuevo cuño. Tafiber pasa a llamarse Betanzos HB SL, con domicilio social en la propia sede de la planta. La empresa fue constituida este mismo año y mantiene como secretario a Roberto Carlos Pérez Veiga, que ya formaba parte del equipo de Sonae Industria. El presidente es Alfred Maurice Rosier Renald, poseedor de varias empresas madereras en Francia.

Desde Betanzos HB han transmitido que su intención es aumentar la capacidad de producción en la planta, que encadenaba expedientes de regulación de empleo durante la última etapa de Sonae. Es decir, comprometen inversión y un aumento significativo de plantilla, según transmitieron al portal Madera Sostenible.

Sonae sigue cobrando el alquiler

Economía Digital se puso este miércoles en contacto con Sonae Industria y con Betanzos HB sin obtener respuesta. El grupo portugués sí que dejó constancia en su balance de resultados del traspaso, precisando que mantendrá la propiedad del solar en el que se levanta la fábrica y cobrará un alquiler al nuevo inquilino.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad