Tafisa activa una ampliación de capital tras perder más de 48 millones

stop

La maderera de Sonae Industria redujo su capital 70 millones para cubrir pérdidas hace poco más de un mes

06 de agosto de 2013 (00:53 CET)

Un movimiento en dos tiempos. Tafisa, la maderera controlada por la portuguesa Sonae Industria con plantas en Betanzos (A Coruña) y Ponte Caldelas (Pontevedra), acordó en junta general de accionistas celebrada el 27 de junio reducir su capital social en más de 76 millones. El objetivo de la reducción, según consta en el Registro Mercantil, fue “restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas”.

En la misma junta, se acordó un segundo paso. Activar una ampliación de capital de casi 16 millones de euros --15.920.690--, que tomará forma a través de la emisión de 6.368.276 acciones con un valor nominal de un euro y una prima de emisión de 1,50 euros. Es decir, el desembolso por título será de 2,50 euros.

En fase de ajuste

En Sonae Industria, que controla el 98,78% de Tafisa, explican el movimiento como “una operación normal de recapitalización”. La compañía portuguesa, con 25 plantas dedicadas a los derivados de la madera repartidas en seis países, está, en realidad, enfrascada en un proceso de ajuste de su estructura en España y Portugal para corregir la caída de ventas (un 15% menos en el primer semestre del año en relación a 2012), según consta en los resultados que remitió a la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários.

En el caso de Tafisa --Tableros de Fibras S.A.--, con cuatro fábricas en el Estado (las dos gallegas, además de una en Linares y otra en Valladolid), la caída en la cifra de negocio ha supuesto la aplicación de dos ERE en la planta de Ponte Caldelas. El otro frente abierto para Tafisa son los resultados negativos que arrastra de años anteriores, con pérdidas de 48.762.859 euros en 2011 y de más de 84 millones un año antes. Lo mismo sucede con Sonae Industria, el conglomerado en el que se integra, que cerró 2012 con pérdidas de 99 millones y acabó el primer semestre del año también en números rojos, en este caso, de 29 millones.

El grupo portugués, cuyo máximo accionista es Belmiro Azevedo a través de Efanor Investimentos, extiende sus fábricas hasta Canadá, Sudáfrica, Francia y Alemania. Además, cuenta con una amplia red de oficinas que comercializan los productos bajo distintas marcas, como es el caso de Tafibra en España.

El problema en España y Portugal


Sonae Industria gestiona las cuatro plantas en España --además de ocho delegaciones comerciales-- y otras siete en Portugal. La empresa explica en los resultados remitidos al regulador portugués que las ventas entre los dos países descendieron un 15% respecto al año anterior debido, indica, a la difícil situación de los países del sur de Europa, con “bajos niveles de consumo y confianza empresarial”, y a la caída en la construcción. Aunque cuenta con fábricas en Canadá y África del Sur, la compañía atribuye a este contexto las pérdidas registradas.

Ante la caída en el volumen de negocio, expone la empresa en su cuenta de resultados, Sonae Industria está ajustando su actividad mediante “la concentración de la producción" en las fábricas más eficientes, lo que ha permitido reducir sus costes fijos un 4% en España y Portugal y ha contribuido, explica, a un mejor aprovechamiento de la capacidad de sus plantas. En este proceso, ha echado el cierre en dos de sus fábricas, la británica de Knowsley (220 despidos) y la de Solsona, en la que trabajaban 142 pesonas.

ERE en Pontevedra

En Galicia, por el momento, la situación más complicada se vive en la fábrica de A Reigosa, en Ponte Caldelas. Los 68 trabajadores acaban de superar un ERE temporal que finalizó el 18 de junio y que afectó a toda la plantilla. Tras el primer ERE, que tuvo en el paro a los trabajadores durante 180 días se planteó un segundo Expediente de Regulación Temporal de 250 días, en el que están inmersos, y que se prolongará hasta febrero del próximo año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad