Vista exterior de la sede del Grupo Caamaño en Culleredo (A Coruña)

'Striptease' de Caamaño: 140 millones en ingresos y 25 de beneficio

El proveedor de Inditex publica por primera vez la facturación de sus diez filiales gallegas, que emplean a 700 personas y logran un margen ebitda del 18%

Caamaño deja al desnudo las cuentas consolidadas del grupo por primera vez en su historia. El histórico proveedor de Inditex ha remitido a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda su proyecto para ampliar y regularizar sus instalaciones en Culleredo. En las 194 páginas del documento, la firma desgrana algunas de las principales cifras de su cuenta de resultados. Entre ellas, una facturación que el año pasado se situó en los 141,2 millones de euros con un margen ebitda del 18% (unos 25 millones de euros).

El grupo, que desde este verano tiene a la vasca Kider como accionista mayoritario, sufrió un descenso del 22,4% respecto a la cifra récord de 182 millones de euros cosechada en 2017 y cayó a su nivel más bajo en tres años, según detalla en su proyecto sectorial. De esta cifra se quedan al margen sus filiales fuera de España (Rusia, República Checa, Asia, Estados Unidos y Oceanía), con las que factura más de 60 millones adicionales.

A por el millar de empleados

La compañía justifica su necesidad de ampliar instalaciones por dos motivos: uno, para salir del limbo jurídico en el que se encuentran parte de sus instalaciones hasta que el Concello de Culleredo no apruebe el Plan Xeral de Ordenación Urbana; la otra razón para llevar a cabo este ampliación en lugar de abrir nuevas instalaciones en otro lugar son las sinergias que se generan entre las diez filiales del grupo que se asientan sobre el Parque Empresarial de Alvedro. 

Según afirma la compañía, esta concentración de su actividad en torno a su cuartel general de Culleredo se debe a su "concepción integradora de varios sectores relacionados con el diseño y la ejecución de obra. Este espíritu de concepción global de los proyectos es, en gran medida, responsable de su solvencia técnica, de la calidad en los acabados, de la rentabilidad económica (...) y de la rapidez en la respuesta a las necesidades del cliente". El proveedor de Inditex asegura que esta estrategia le permite "agilizar la toma de decisiones, fomentar la investigación y el desarrollo de nuevas técnicas, sacando provecho de la convivencia de directivos, equpos de diseño de varias disciplina, oficios de transformación, además de acceder directamente a multitud de materiales".

El Grupo Caamaño cifra en 700 el número de trabajadores directos que emplea en su complejo de Culleredo, a los que se suman otros 1.750 indirectos. La compañía espera dar un espaldarazo a esta cifra con su nueva ampliación de 19.000 metros cuadrados, a la que dedicará una inversión de 10,8 millones de euros y que, según sus cálculos, le permitirá generar otros 300 empleos directos adicionales (hasta elevar su número de trabajadores por encima del millar), así como 750 indirectos.

Regularización de sus terrenos

El Grupo Caamaño propone ampliar sus instalaciones actuales (de 34.000 metros cuadrados) en 19.000 metros cuadrados para atender al incremento en los volúmenes de pedidos que espera para los próximos meses. Para llevar a cabo este movimiento, la firma decide tramitarlo a través de la Xunta de Galicia (con un proyecto sectorial) en lugar de esperar a que el Concello de Culleredo apruebe un nuevo Plan Xeral de Ordenación Urbana (el último data de 1987 y el nuevo debería haber sido aprobado hace casi dos años).

"La situación de urgencia es la que redirige la tramitación a la figura de proyecto sectorial, adoptando en él las líneas maestras expresadas en el PXOM en trámite, que, como ya se dijo, pese a no haberse aprobado definitivamente, consiguió un informe favorable de todos los organismos afectados", declara el Grupo Caamaño en el documento presentado ante la Xunta de Galicia. 

"Situación insostenible"

Y es que los terrenos del Grupo Caamaño figuran como suelo no urbanizable en el PXOU del año 1987 y pese a "la buena disponibilidad por parte del organismo municipal, la lentidud y la complejidad de la tramitación urbanística impidió alcanzar el objetivo [de la regularización de los terrenos], llevando a Grupo Caamaño a una situación insostenible en la que la imposibilidad de crecimiento y adecuación de sus instalaciones a las nuevas necesidad se traduce en una pérdida de rentabilidad inadmisible", lamenta la firma.

Además, la "regularización urbanística" -subraya- "además de permitirle crecer, posicionará a la industria dentro de la ordenación de suelo empresarial de Galicia", lo que provocaría que Grupo Caamaño pueda optar a los procesos de formación y subvenciones públicas del Gobierno autonómico. A ellas podrán presentarse sus diez filiales asentadas en el Parque de Alvedro (Caamaño SIstemas Metálicos, Neograf Alvedro, Sistemas y Construcciones Alvedro, Metales y Muebles Especiales, Metalvedro, Vidrios Caamaño, Hydracorte, Blanco Mayer, Almacenes y Espacios Industriales y Valmarcasa). 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad