A la derecha, el Edificio Les Glòries, en la Diagonal de Barcelona, uno de los activos de Hispania

Soros, tras el fiasco de Realia, ve la luz a los 150 millones metidos en Hispania

stop

La sociedad, cuya matriz se va a convertir en socimi, se ha decantado por el negocio hotelero tras la operación con Barceló, un segmento que ya aporta el 56% de los ingresos

Juan Carlos Martínez

A la derecha, el Edificio Les Glòries, en la Diagonal de Barcelona, uno de los activos de Hispania

Madrid, 19 de febrero de 2016 (01:00 CET)

Tras no poder, como era su intención, hincarle el diente a Realia, el magnate estadounidense Georges Soros ha seguido metiendo dinero en Hispania, una de las cuatro grandes nuevas empresas inmobiliarias cotizadas.

Lo hizo para invertir casi 60 millones de euros en la ampliación de capital acelerada llevada a cabo en abril de 2015, que, sumados, a los más de 90 aportados en la salida a bolsa de marzo de 2014, elevaban su aportación a 150 millones, que le mantienen como máximo accionista con el 16,67% de las acciones.

Ebitda de 10 millones y 578 de deuda

Y los resultados de su inversión empiezan a aflorar. De momento el ebitda de Hispania todavía resulta muy escaso –de tan solo 10 millones al cierre del pasado ejercicio–, lo lógico para una empresa que inició su andadura hace apenas dos años.

Y lo mismo sucede con el endeudamiento financiero. Muy elevado, de más de 578 millones, que también entraría dentro de la lógica por la necesidad de capital que ha sido necesario captar para aglutinar una cartera de 58 activos valorada en 1.425 millones de euros.

En otras circunstancias, estaríamos ante una ratio deuda/ebitda inasumible, pero no para una empresa que anda dando sus primeros pasos, capitalizándose sin parar. Además, la deuda está compuesta principalmente por financiaciones con vencimientos finales superiores a 10 años.

Beneficio de 67 millones

Con todo, las rentas generadas por los inmuebles adquiridos ya dejan sentir, de manera que, en su primer ejercicio completo, Hispania lograba ingresar 38 millones de euros que, unidos a los 55 millones que se apuntaba por la revalorización de sus activos, dejaban su beneficio en casi 67 millones de euros.

No obstante, se esperan muchos en la sociedad que preside Rafael Miranda y que gestiona Azora, la empresa que dirigen al alimón Concha Osácar y Fernando Gumuzio, y que en 2015 cobró por sus servicios casi 10,4 millones de euros.

Vocación hotelera

En el desglose de los ingresos empieza a vislumbrarse el interés que Hispania ha demostrado en el sector hotelero. Este segmento aporta el 56% del volumen de negocio, por el 32% que llega de las rentas de las oficinas, y tan solo el 12% que aportan las viviendas en alquiler.

La clara determinación por el negocio hotelero se ha consolidado en 2015 con el acuerdo alcanzado con el Grupo Barceló para crear Bay, la primera socimi hotelera en España, enfocada al segmento vacacional, que cuenta con 16 hoteles, que suman más de 6.000 habitaciones, y dos centros comerciales.

Operación con Barceló

Hispania se quedó finalmente con el 76% de Bay, mientras que Barceló, que se queda como operador de los establecimientos durante 15 años, ostenta el 24% restante. La operación, por casi 460 millones de euros, se hizo a través de un sindicado de 234 millones de euros, y de la aportación en efectivo del resto por parte de los socios, con una contribución final de Hispania de 189 millones de euros.

En el capítulo residencial, las perspectivas de negocio de Hispania pasan porque, en los próximos meses caduque la protección que pesa sobre buena parte de las viviendas en alquiler adquiridas, para que, cuando eso suceda, aumentar de manera notable las rentas que ahora percibe de los 684 pisos adquiridos en Barcelona y en las localidades madrileñas de San Sebastián de los Reyes y Majadahonda, por los que pagó un precio de 155 millones de euros.

De sociedad anónima a socimi

Conversión en soon Coincidiendo con la presentación de sus resultados, Hispania ha avanzado su intención de convertir la matriz en una socimi, dejando de ser sociedad anónima, con vistas a acogerse al régimen fiscal especial que tiene la obligación de destinar parte de sus beneficios al dividendo.

Hispania ya cuenta con una filial, Hispania Real, adscrita al régimen de Sociedad Cotizada de Activos de Inversión Inmobiliaria (Socimi), a través de la que, en los dos últimos años, ha cerrado varias compras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad