Soria tiene tres días para evitar que Alcoa deje en la calle a 800 personas

stop

El ministro recibe por un lado presiones políticas desde Galicia, donde el desmantelamiento de la factoría coincidiría con las municipales, y por el otro de la propia industria, que rechaza un trato de favor para la multinacional estadounidense

El ministro de Industria, José Manuel Soria | EFE

A Coruña, 19 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha claudicado ante Alcoa, la multinacional estadounidense que amenazó con cerrar sus plantas de A Coruña y Avilés, si Red Eléctrica no ponía en marcha otra subasta de paquetes de interrumpibilidad (subvenciones que se ofrecen a los grandes consumidores por reducir su actividad cuando lo requiera el sistema eléctrico).

Hasta ahora, Soria había manifestado hasta la saciedad que las subastas eléctricas puestas en marcha por su Ministerio no estaban relacionadas con los expedientes reguladores puestos en Marcha por Alcoa en A Coruña y en Avilés, y por Megasa, la primera metalúrgica gallega.

Encrucijada política y empresarial

La posición de Alcoa le ha generado grandes problemas a Soria. Ferroatlántica, el grupo del magnate Juan Miguel Villar Mir, ya ha puesto el grito en el cielo. Ha avisado a Industria que llegará hasta los tribunales si la puja eléctrica que tendrá lugar los próximos lunes y martes se monta con el objetivo de beneficiar a Alcoa.

Pero, si por un lado Industria tiene a las otras grandes empresas que participaron en la primera puja de interrumpibilidad, del otro, tiene a más de 800 trabajadores entre la fábrica gallega y asturiana.

Además, las presiones por parte de Galicia son notorias. El peso de Alberto Núñez Feijóo, el presidente gallego, es indudable en el Gobierno central. Y una de las plantas que Alcoa proyecta cerrar está en A Coruña, ayuntamiento clave para el PP, máxime cuando 2015 será año de municipales. El alcalde, Carlos Negreira, no puede dejar escapar la factoría ubicada en el polígono de A Grela. Las encuestas del propio partido creen que la mayoría absoluta en el concello se tambalea y no se puede permitir 400 empleados engrosando las listas del paro.

Nueva puja

Así, este jueves, el BOE publicó una nota de Industria en la que se convoca una subasta extraordinaria como complemento a la cerrada a finales de noviembre, en la que se asignaron 238 bloques de cinco megawatios y nueve bloques de 90.

El departamento dirigido por Soria pidió el 25 de noviembre un informe al operador del sistema acerca de la necesidad de incorporar más bloques de interrumpibilidad, y el 3 de diciembre pasado Red Eléctrica de España (REE) se lo remitió, proponiendo la necesidad de añadir potencia interrumpible adicional, según consta en la resolución publicada en el BOE.

Manifestación en A Coruña

El precio de salida de cada megavatio es de 195.000 euros, de modo que la puja tomaría un valor de 48,7 millones de euros, si bien fuentes del sector indican que se podrían alcanzar los 180 millones.
De momento, la multinacional ya informó a los sindicatos de que si en la subasta eléctrica conseguía unos precios razonables para paquetes de interrumpibilidad para ambas plantas los cierres se pospondían. Sino, el proceso de desmantelamiento comenzaría a primeros de enero, al considerar ambas plantas como "no rentables".

Ayer casi un millar de personas, según los trabajadores, 600 según la policía se manifestaron en A Coruña contra el cierre de la fábrica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad