Paulo de Azevedo, presidente de Sonae Industria

Sonae, rival de Finsa, aplica un ERTE para casi 800 trabajadores

El fabricante de tableros, con dos plantas en España, envía a casa a la mayoría de su plantilla en Portugal por el Covid-19

El fabricante luso de tableros y otros derivados de la madera, Sonae Arauco, ha aplicado un ajuste temporal de empleo a casi toda su plantilla en Portugal, donde ronda los 800 trabajadores. Participada al 50% por el grupo chileno Araúco y por el luso Sonae Industria, la compañía cuenta con una docena de fábricas repartidas entre Alemania, África del Sur, Portugal y España.

Llegó a tener dos en Galicia, las de Tafisa en Ponte Caldelas (Pontevedra) y Tafíber en Betanzos (A Coruña), pero la primera la cerró y la segunda la vendió en 2015. Ahora cuenta con dos plantas en Valladolid y Valencia. Ambas se vieron afectadas por el parón de la actividad a causa del coronavirus.

El grupo, competidor de Finsa en el mercado del tablero, reconoce en declaraciones al diario luso Jornal de Negocios que varias de sus factorías han sufrido parones en la actividad y que “la gran mayoría” de su plantilla en Portugal, 800 trabajadores repartidos entre cuatro fábricas, está en lay-off, el nombre de la regulación temporal de empleo en el país vecino.

“La empresa tiene la actividad parcialmente suspendida en Portugal” y recurrió a “los mecanismos excepcionales creados por el Gobierno para mitigar situaciones de crisis empresarial provocados por la pandemia de Covid-19 con el objetivo de mantener los puestos de trabajo”, dijeron fuentes de la empresa al medio luso. Estas medidas se comenzaron a aplicar en el mes de abril.

Ajustes también en la fábrica de Maia

Sonae Industria, que controla el 50% y cuenta también con otras dos fábricas en Maia y Paredes, también está aplicando reducciones de jornada por el parón de la actividad, al menos en Maia. El grupo consolidado factura en torno a los 600 millones anuales. En 2019 entró en pérdidas con un resultado negativo de 13,4 millones.

No está teniendo suerte la maderera, que en 2017 sufrió directamente la ola de incendios en Portugal, que afectaron a dos de sus plantas, la de Mangualde y la de Oliveira do Hospital.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad