Solo tres de los nueve casinos de Collazo ganan dinero

stop

Zaragoza se apunta las mayores pérdidas, mientras que Atlántico, Puente del Piles y Melilla logran resultados positivos

Casino de Aranjuez, del grupo Comar

16 de noviembre de 2012 (20:06 CET)

A Collazo Mato no le salen las cuentas de sus casinos. La división de Comar que gestiona, en propiedad, hasta nueve establecimientos de este tipo repartidos por la geografía española está en pérdidas, fruto de los números rojos de seis de las nueve salas de juego de estas características del grupo. Los expedientes de regulación de empleo activados en varias filiales, como avanzó Economía Digital, son fruto de unas pérdidas que se elevan en su conjunto hasta los cinco millones de euros, por tan solo unos beneficios de medio millón que suman los tres casinos rentables. El saldo, por tanto es de 4,5 millones en números rojos.

De acuerdo con las cuentas de la compañía, solamente tres casinos son rentables: Atlántico (beneficios de 144.636 euros en 2011), Puerto del Piles, en Asturias (algo más de 260.000 euros de resultado) y Gran Casino de Melilla, con unos beneficios en dicho año de otros 130.000 euros. Frente a estas leves ganancias, las pérdidas se cuentan por casino en el resto de las nueve casas de juego de Comar en territorio español. Así, según el propio grupo, que aglutina sus participaciones a través del holding Comar Inversiones y Dirección de Empresas, la filial que mayores números rojos registró el pasado año fue el Gran Casino de Aranjuez, que aportó al grupo unas pérdidas de 2,2 millones de euros. Este establecimiento, uno de los últimos en ponerse en marcha, aspiraba a captar clientes de alto poder adquisitivo, con una oferta competitiva, complementada por diferentes actividades de ocio, frente a los casinos instalados en las inmediaciones de Madrid.

Más pérdidas


Acusaron especialmente la crisis en 2011 plazas como Casino Bahía de Cádiz, con números rojos por 694.182 euros; Maritim de Menorca (pérdidas de 522.763 euros); Ribera del Tormes, en Salamanca, (582.000 euros), Zaragoza (543.000), y León (con 423.000 de resultado negativo). El pasado mes de agosto comenzó a aplicarse un expediente de regulación temporal de empleo en el Gran Casino de Aranjuez, que afecta a 190 trabajadores. También en 2011, el casino Bahía de Cádiz anunció otro expediente de regulación temporal de empleo, que afectó a unos 30 trabajadores, la mitad de la plantilla. En septiembre de 2011, el grupo gallego se vio obligado a cesar las actividades en el Maritim de Menorca, aunque es previsible que el complejo de juego se reabra en breve.

El grupo con sede en A Coruña se encuentra actualmente inmerso en un proceso de sucesión al incorporarse Julio Collazo Mato, hijo del magnate del juego, a los órganos de administración de varias filiales. La evolución del grupo es dispar en cuanto a los negocios en los que está embarcado, ya que van desde la actividad inmobiliaria, los bingos y las tragaperras. Sin embargo, el holding Comar Inversiones y Dirección de Empresas acusó la crisis al descender sus beneficios prácticamente a la mitad durante el año pasado. Así, si los resultados en 2010 se habían situado en 5,8 millones, un año después fueron 2,9 millones de euros las ganancias que logró la sociedad holding.

La Rioja

El pasado mes de marzo se elevó a escritura pública la disolución y liquidación de Casino Viñas del Ebro, en La Rioja, también del grupo. En 2008, el Tribunal Supremo había desestimado el recurso de casación interpuesto por Casino Viñas del Ebro contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja que confirmaba la legalidad de todas las actuaciones del Gobierno de La Rioja en el proceso de adjudicación de la licencia de un casino en Logroño a la sociedad Electra Rioja Gran Casino. Contra la sentencia del Supremo no cabía recurso, por lo que se puso punto final definitivo al largo contencioso generado con la adjudicación de la licencia de casino en la localidad de Logroño, que finalmente a quedó fuera de la órbita de Collazo Mato.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad