Sogama logra otra fuente de negocio con la venta de aluminio para su reciclaje

stop

Entre 2009 y 2012 la empresa posibilitó el reciclaje de un total de 1.346 toneladas de aluminio, logrando unos ingresos de 565.000 euros

02 de mayo de 2013 (16:44 CET)

La Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) también genera ingresos por la venta del aluminio contenido en todo lo que recicla, en masa, procesado en su complejo industrial de Cerceda, llegando a clasificar del orden de de 20 y 30 toneladas al mes. El material, seleccionado mecánicamente en la planta de elaboración de combustible (PRTE) a través de las conocidas como corrientes de Foucault, se compone fundamentalmente de envases cuyo reciclaje se garantiza por la empresa pública mediante su entrega a un recuperador o reciclador autorizado, tal y como se contempla en la Lei de Envases, según señala la propia compañía.

Desde 2009, Sogama hizo posible el reciclaje de un total de 1.346,23 toneladas de aluminio. En 2011, Sogama recicló por esta vía unas 280 toneladas, frente a las 298,2 toneladas de un año antes. El pasado ejercicio de 2012 el reciclado de aluminio en la planta de Cerceda registró un sensible repunte, hasta situarse en 310,2 toneladas. Por este concepto Sogama recibió unos ingresos de 565.000 euros.

Convocatoria

Sogama acaba de realizar una nueva convocatoria para adjudicar el aluminio mediante concurso. El plazo para la presentación de ofertas correspondientes a la presente convocatoria concluye próximo 14 de mayo. La adjudicataria deberá remitir a esta empresa pública, en un plazo de tiempo no superior a seis meses, el certificado mensual de recepción del aluminio, acreditando así su destino final, que no es otro que la fundición, y garantizando, conforme a la legislación vigente, la correcta gestión de los posibles elementos impropios contenidos en el mismo.

 El reciclaje de una tonelada de aluminio (cerca de 63.000 latas) evita la utilización de 4,5 toneladas de bauxita, 1,3 toneladas de lignito y la energía eléctrica equivalente a unos 36 barriles de petróleo. Además, producir latas con aluminio reciclado aminora la contaminación del aire hasta un 95%.

Los beneficios del reciclaje del aluminio, según explica Sogama, son múltiples porque no existe límite al número de veces que se puede fundir y reciclar. De hecho, señalan, la lata de refresco que bebemos hoy puede ser parte de otro envase de hace veinte años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad