Slim y Soros, a 'opazo' limpio por Realia

stop

DUELO DE TITANES

Los magnates George Soros y Carlos Slim pugnan por Realia

desde Madrid, 05 de marzo de 2015 (11:46 CET)

Más leña al fuego en el culebrón que se vive por la compraventa de la inmobiliaria Realia. Pensaba George Soros que, al lanzar la opa sobre la promotora en diciembre por parte de la socimi Hispania, el asunto iba saldarse rápidamente para sus intereses, pero nada más lejos de la realidad.

En cuanto el magnate Carlos Slim tomó el control de FCC, accionista mayoritario de Realia, y vio la jugada que pretendía llevar a cabo el inversor estadounidense, mandó a parar la desinversión que la constructora había previsto y colocó a su mano derecha, Gerardo Kuri, en el consejo de la inmobiliaria.

Última bala

Y faltaba la última bala. La que acaba de disparar Slim al anunciar que Carso, una de sus inmobiliarias, ha cerrado un contrato de compraventa con Bankia para comprar su participación de casi el 25% que mantiene en Realia.

Lo hace, además, a un precio de 58 céntimos la acción, nueve céntimos más de lo que Hispania oferta en su opa. La compraventa, de contar con el informe preceptivo del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas y el de valoración de un banco de inversión, supondría un ingreso para Bankia de apenas 44,5 millones de euros, y llevaría el precio por el 100% de Realia a poco más de 178 millones de euros.

A falta de una opa, dos

A partir de aquí viene lo mejor. El duelo a 'opas' que se vislumbra entre Slim y Soros, con la Comisión Nacional de Valores (CNMV) como árbitro para resolver en uno u otro sentido. A falta de una opa, dos.

El asunto es de lo más enrevesado, salvo que Soros se retire de la puja y allane el camino a Slim, quien, además de ese 25% de Realia adquirido a Bankia, tiene el control sobre el 36,9% que FCC mantiene en la promotora. Ese 62% conjunto controlado por Slim serviría para impedir que Hispania lograra su objetivo , ya que la oferta de la socimi está condicionado a que fuera aceptado por al menos el 55% de los accionistas de Realia.

Lógica caída bursátil

Si Hispania no retira su oferta, Slim se ha comprometido a formular, en el plazo de nueve meses desde la firma del contrato de compraventa de la participación de Bankia en Realia,  una opa por el 100% de Realia, a ese mismo precio de 58 céntimos por acción.

Ante el volantazo del mexicano, los inversores han acudido raudos a vender acciones de Realia. Cerraban ayer miércoles a 86 céntimos, tras subidas ininterrumpidas en lo que va año, pero, a la apertura de la sesión bursátil su desplome ha sido el esperado, superior al 15%, para ajustar el valor al que Slim ha fijado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad