Fábrica de Showa Denko en A Grela (A Coruña)

SGL Carbón se queda sin millones en subvenciones por incumplimiento

El Tribunal Supremo valida una decisión del Gobierno sobre la planta coruñesa del grupo Showa Denko Carbon Spain, a la que le retiraron una subvención

La crisis industrial va por barrios, pero de una u otra manera golpea el centro de gravedad de las grandes industrias electrointensivas afincadas en Galicia. Una de ellas, la antigua SGL Carbón, ubicada en A Grela, ha tenido que hacer frente a un revés que se cuenta en millones de euros. Showa Denko Carbon Spain, que desde noviembre de 2016 es la nueva propietaria de la planta de electrodos de grafito, ha encajado el golpe, que esta vez recibe a través de una sentencia del Tribunal Supremo.

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso interpuesto por Showa Denko Carbon Spain contra el acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos de 26 de abril de 2018, por el que se declaraba el incumplimiento de las condiciones de los incentivos recibidos. El recurso se presentó en julio de 2018 y la decisión del alto tribunal data de finales del pasado mes de mayo.

Incumplimiento total

Showa Denko Carbon Spain, que es vecina de la planta de Alu Ibérica (antigua Alcoa-A Coruña), impugnó en su recurso contencioso administrativo la orden por la que se resolvió el expediente de incumplimiento de la subvención que se le había otorgado al amparo de la Ley de Incentivos Regionales. Se determinaba en ese expediente un incumplimiento del 100% y la obligación de devolver la totalidad de la subvención recibida por un importe de 1,5 millones de euros.

Los dueños de la antigua SGL Carbón consideraban que el expediente de incumplimiento fue irregular al no habérsele notificado la denegación de la prórroga extraordinaria que había solicitado, causándole indefensión, por lo que la resolución impugnada adolecía, a su juicio, de vicio de nulidad. Consideraba también que no concurrían las causas de incumplimiento imputadas.

Prórrogas y cambios en la inversión

En 2012, la Dirección General de Fondos Comunitarios otorgó a fondo perdido a la compañía la cantidad inicial de 1,7 millones, resultado de aplicar el porcentaje del 9% a la inversión aprobada, que era de 19,6 millones de euros. La compañía solicitó varias prórrogas, incluso una de ellas extraordinaria.

También solicitó en noviembre de 2014, "debido a diversas circunstancias", la modificación de las inversiones, lo que fue aprobado por resolución de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. La reducción de las inversiones suponía la merma de la subvención de 1,7 millones a 1,5 millones de euros. Y todo hasta que al final, en 2017, se le denegó la subvención.

Sin acreditar licencias y permisos

El expediente de incumplimiento tenía como causas la falta de acreditación de todas las autorizaciones, licencias y permisos necesarios para la puesta en marcha de la inversión subvencionada, la falta de inscripción en el Registro Mercantil de la resolución de modificación de las condiciones y  la falta de realización de parte de las inversiones: se habían acreditado 16,4 millones de un total de 17 millones de euros, faltando pues por acreditar 578.975 euros, dice la sentencia.

El grupo alemán SGL alcanzó en noviembre de 2016 un acuerdo con la japonesa Showa Denko para traspasarle su negocio de electrodos de grafito, un acuerdo por valor de 350 millones de euros que afectaba a la planta coruñesa de su propiedad hasta entonces.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad