Skype ya es propiedad de Microsoft por 5.925 millones de euros

stop

TECNOLOGÍA

Steve Ballmer, CEO de Google

10 de mayo de 2011 (16:48 CET)

Microsoft ha confirmado la noticia que ha hecho correr ríos de tinta durante la mañana de este martes: ha comprado Skype por 5.925 millones de euros (8.500 millones de dólares). El acuerdo se ha convertido en la compra de más envergadura de la compañía liderada por Steve Ballmer tras la adquisición de aQuantive por 4.170 millones de euros (6.000 millones de dólares) en 2007. “Juntos crearemos un futuro de comunicaciones en tiempo real”, ha afirmado el directivo de Microsoft tras firmar el acuerdo.

A pesar de que Skype estará presente en todos los dispositivos y programas de Microsoft (desde Xbox hasta Outlook), la operación da un empujón sobre todo al Windows Phone. Ante los problemas que tiene por plantar cara a sus tres competidores -Apple, Android y Blackberry (RIM)-, tendrá muchas más facilidades para prestar servicios a los 170 millones de usuarios que consumen anualmente unos 207 billones de minutos de voz y vídeo a través de la empresa liderada actualmente por Tony Bates. El ex directivo de Cisco ha asegurado que con los nuevos partners podrán “acelerar los planes para extender nuestra comunidad y introducir nuevas formas de comunicación”. En los próximos días, Bates asumirá la presidencia de la división de Microsoft Skype, que dará cuentas directamente a Ballmer.

Cabe recordar que es la segunda vez en pocos meses que Microsoft mueve ficha empresarialmente para reforzar su software móvil. En febrero firmó una alianza estratégica con Nokia, que será a todas luces quien lance el smartphone más adaptado al nuevo ecosistema de Windows.

Los grandes beneficiarios

Los grandes beneficiarios de la venta han sido los dos fundadores de Skype, Niklas Zennström y Janus Friis, que aún poseían el 14% de las acciones del grupo (ganan 779 millones de euros). Es la segunda vez que recogen unos cuantiosos beneficios por vender la compañía, ya que cedieron parte de su capital a eBay en 2005. Ahora la multinacional de comercio en línea ha recuperado la inversión, que fue de unos 2.100 millones de euros.

En 2010 Skype tuvo unos ingresos de 600 millones de euros y un beneficio neto operativo de 183 millones. A pesar de los buenos resultados anuales, las deudas que arrastra (477 millones) lastraron el ejercicio hasta cerrar con pérdidas de 4,8 millones de euros. Microsoft ha adquirido toda la deuda.

También estaban interesados en comprar la compañía con sede en Luxemburgo dos otros gigantes tecnológicos: Facebook y Google. Algunos analistas señalan que su participación en la operación era sólo para incrementar el precio final y comprometer lo máximo posible la caja de Microsoft, que está casi obligado a dar unos buenos resultados cuando lance Windows Phone al mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad