Singapore Airlines descarta invertir en Spanair, pero apuesta por BCN

stop

La aerolínea asiática sólo contempla acuerdos comerciales con Spanair aunque apostará por El Prat como 'hub' alternativo a Barajas

Singapore Airlines

04 de mayo de 2011 (13:42 CET)

Spanair sigue perdiendo pretendientes. Singapore Airlines, una de las candidatas a entrar en el capital de la compañía catalana, ha descartado cualquier pacto que vaya más allá de alianzas estrictamente comerciales. De hecho, el vicepresidente ejecutivo de la aerolínea asiática, Swee Wah Mak, rechaza de plano esta opción ante la insistente rumorología de las últimas semanas.

“En nuestros planes no entra adquirir ninguno de los socios de Star Alliance -la alianza de compañías bajo la que operan Spanair y Singapore-”, ha zanjado el directivo en declaraciones a Expansión. Ante esta rotundidad, Ferran Soriano, presidente de la aerolínea catalana, pierde una importante alternativa a los fondos públicos de la Generalitat, que hasta ahora han evitado la quiebra de la aerolínea, según reconoció en su día el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs.

La negativa de Singapore no es la única. En sus intentos para sumar socios industriales al captial de Spanair, Soriano quiso convencer sin éxito a Lufthansa. El gigante alemán aún está digiriendo la compra de Swiss, Austrian, JetBlue y SAS -antigua propietaria de Spanair- y ha descartado más operaciones corporativas en el medio plazo. Cerradas la puertas asiáticas y alemanas, Spanair miraría ahora hacia Sudamérica. LAN sería la única salida posible para la aerolínea de Soriano.

La alternativa a Barajas


Singapore Airlines seguirá apostando por Barcelona. Mak ha explicado que “para ir a Sudamérica es mejor parar en Barcelona" que en Fráncfort (Alemania) -su otra base en Europa-. De hecho, el directivo apuesta por que El Prat sea un hub internacional alternativo al que Iberia está construyendo en Barajas.

Singapore opera en código compartido con Spanair el vuelo intercontinental a Sao Paulo (Brasil). De momento ofrece tres frecuencias por semana. Según Mak, “esperaremos a ver cómo evoluciona el tráfico antes de decidir si abrimos más rutas a Sudamérica”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad