Sin paz en la patronal: vuelven a bloquear los presupuestos de Alvariño

stop

TENSIONES EN LA CEG

José Manuel Fernández Alvariño

A Coruña, 16 de junio de 2015 (01:12 CET)

La tormenta no amaina en la patronal gallega, justo cuando se van a cumplir dos años ya desde que el empresario pontevedrés José Manuel Fernández Alvariño llegó al poder, relevando al histórico Antonio Fontenla, que se mantuvo como líder de la asociación coruñesa. Este lunes, la junta directiva de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ha solicitado a su presidente que "apriete mucho más" los presupuestos de 2015, que deben volver a la comisión de economía articulada por el organismo.

En la práctica, este movimiento se traduce en que, de momento, los presupuestos de la actual dirección de la patronal para este 2015, siguen paralizados. Una reunión más, una vez más.

Los presupuestos siguen en el aire

Alvariño cuenta con el apoyo del presidente de la patronal pontevedresa, Jorge Cebreiros, y con la Confederación de Empresarios de Ourense, sin embargo, sus mayores preocupaciones se encuentran en el norte. Las patronales de Lugo y de A Coruña lo han puesto contra las cuerdas infinidad de veces, y han bloqueado en varias ocasiones que los presupuestos del órganismo salgan adelante.

Este lunes, de nuevo, Alvariño vio como los presupuestos se volvían a guardar en el cajón. El comité ejecutivo de la CEG sacó adelante las cuentas relativas a 2014, después de varios intentos frustrados por las negativas de A Coruña y Lugo. Con las partidas presupuestarias, la historia fue distinta.

Cambios formales

Fueron aprobadas en comité pero, posteriormente, la junta ejecutiva pidió al presidente volver a enviar los presupuestos a la comisión de economía de la CEG, que será convocada el día 22. Por eso, no ha sido posible convocar este lunes la asamblea general de la patronal, que debe ser la que de el sí definitivo a los presupuestos para este ejercicio.

De forma oficial, desde la patronal entienden que ya no resta nada para que finalmente se aprueben los presupuestos de este año, y que simplemente, se remiten, de nuevo, a la comisión de economía para introducir una serie de cambios de carácter formal, basados principalmente, en introducir más contención para el buen funcionamiento de la confederación.

"Un golpe duro"

No obstante, fuentes cercanas a los grupos críticos con Alvariño aseguran que el presidente de la patronal sufrió un mazazo considerable el día de ayer. "El golpe fue grande ya que esperaba que quedase todo solucionado y se pudiese convocar ya la asamblea", explican.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad